embajadora1.jpg

El jueves 29 de Mayo, se realizó una ceremonia en el “Museo de Solidaridad Salvador Allende” en Santiago, donde se inauguró la exposición, "Señal Sur” con la obra “Esto no tiene nombre” del artista, Carlos Altamirano, cedida a este museo por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en el marco del centenario natalicio del presidente Salvador Allende Gossens.

 

En este acto estuvo presente la embajadora del la República Bolivariana de Venezuela, María Lourdes Urbaneja, el Director del Museo y afamado pintor chileno, José Balmes,  distintas autoridades, representantes del mundo artístico y cultural.

 

La coordinación de Misión Milagro de El Tabo, primera coordinadora en la provincia de San Antonio y Las Noticias de El Tabo, también estuvieron presentes en esta hermosa actividad.

 

A continuación les entregamos algunas notas recopiladas en este encuentro:

 

www.lasnoticias.de/eltabo Tranquilo

balmes_cra._comandante2.jpg

SEÑAL SUR

 

Me pregunto:¿Qué es una señal? ¿Cuántas a lo largo de la vida he leido?.

Un signo, un síntoma, una señal es “algo que indica un más allá, es decir un plus enmarcado en su lectura y que se enuncia de forma clara o bien parcialmente estableciendo una interrelación de significados que debemos entender para seguir avanzando. En el Transcurso de la historia del siglo XX, tanto en el campo de las artes como de la política, se han producido señales a lo largo y ancho de Latinoamérica y el mundo. Recuerdo la anécdota del pintor Roberto Matta, que al observar por primera vez el proceso de creación del Guernica, en 1937 en París, según sus propias palabras; no entendió absolutamente nada, sin embargo, quince días después, al acompañar el retiro de la obra del taller de Picasso, dijo; ¡ahora si está bien!  ¿Qué significa esto? ¿Qué pasa con la obra en ese contexto plástico europeo marcado por la guerra civil española?.

 

Un caso homólogo es lo que, Antonio Gramsci, escribe en la carta de respuesta a Troski, en relación al movimiento futurista italiano, como este último en 1922 ve claramente el desmembramiento de estos artistas en la Italia fascista.

 

Si avanzamos a lo largo del siglo XX, hay señales que se van concanetando en diferentes puntos del continente. Desde México la triada conformada por Orozco, Rivera y Sequeiros levanta señales inequívocas que afectan al espacio tanto plástico como político de toda la orbe.

 

En ese sentido también, el gesto de los artistas del mundo para con la figura de Salvador Allende y la constitución del Museo de la Solidaridad es una nueva señal que perdura hasta nuestros días y que acoge esta exposición, Señal Sur.

 

José Balmes

Director Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

 

Vivimos llenos de señales que indican o abren caminos, que marcan hitos en la historia. A lo largo de nuestras vidas vivimos y conocemos muchas señales. El mundo vive lleno de ellas, señales que se abren y se cierran en el espacio de un momento. De manera especial nos trastocan los signos del tiempo.

Nuestra América ha marcado señales que nos indican caminos a seguir. Desde el siglo XIX, cuando se forjó la independencia de nuestro continente, hasta otros sueños que abrieron senda en la vida de los pueblos en el siglo XX y en esta alborada del siglo XXI.

 

Ahora, ¿Por qué una señal al sur?. La respuesta está en las mismas señales que hoy se expresan en esta exposición, la señal de ver lo que somos y cómo somos, de lo que podemos lograr bajo la unión y la solidaridad.

Mario Benedetti nos decía en un poema que “El Sur también existe”, reconociendo nuestra identidad, valores y dificultades.

 

Hoy otra señal: “Esto no tiene nombre”, la obra del artista Carlos Altamirano ganadora del concurso “Salvador Allende, un líder Latinoamericano” que hoy el Gobierno Bolivariano entrega al Museo de la Solidaridad Salvador Allende, como el resto de obras que integran Señal Sur, significan y resignifican  el sueño de unidad de nuestros pueblos, como aquellas que se agruparon hace casi cuatro décadas para emitir una señal al mundo al crear el Museo de Solidaridad Salvador Allende.

 

Hoy, con Señal Sur nos encontramos para dialogar a través del reconocimiento de nuestra cultura, el Sur tiene rostro, expresión plástica, vida.

Como lo expresara en su obra el artista uruguayo Joaquín Torres García, hoy más que nunca nuestro norte es el Sur.

 

María Lourdes Urbaneja.

Embajadora República Bolivariana de Venezuela.