auditores.jpgEsta auditoria externa había sido acordada por el concejo municipal a principios del año 2006.

WWW.LASNOTICIASDEELTABO.CL 

Sin embargo, la administración UDI de José Pérez, ahora destituida por el Tricel,  se negó a realizarla. El resultado de esta explica el porqué de esta negativa.

Después de conocer el lapidario informe entregado por la empresa auditora externa, Capacit Ltda., el concejo determinó ampliar la querella en contra del ex alcalde Udi. José Pérez García, Leonardo Valdebenito, Patricio Ortiz De Zárate y Fernando Montes Tapia.
Esta votación contó con el voto en contra del concejal RN. Evaristo Avilés.

El Concejo Municipal también determinó entregar este informe a la Contraloría Regional de Valparaíso y pedir al Consejo de Defensa del Estado que se haga parte en estas querellas. 

El concejal Jaime Bravo (PS) se refirió a esta auditoria con las siguientes palabras.

informe_auditora.jpg“Esta auditoria externa confirmó que, efectivamente, hay un conjunto importante de irregularidades donde hay del orden de 300 o 400 millones que están sin ninguna justificación durante el periodo de José Pérez.

Esto nos da la razón con respecto a que cuando pedimos una auditoria había que hacerla.

Nos da razón con respecto a las irregularidades y hemos acordado, en el concejo, la ampliación de querellas para los señores Valdebenito, Ortiz De Zárate, Montes y José Pérez, en el marco de la querella que hay contra don José Pérez y adicionalmente, lo que vamos a hacer es lo que yo había prometido hace mucho tiempo.

Que si de esta auditoria se detectaban irregularidades íbamos a enviar todos estos antecedentes al Consejo de Defensa del Estado para que se haga parte del proceso.

Vamos a buscar responsabilidades civiles y penales a efecto de saber que pasó con estos dineros que no han podido ser justificados en la municipalidad de El Tabo.”

La empresa Capacit desarrolló una auditoria entre el 1 de Enero de 2005 al 17 de Mayo de 2007 y descubrió irregularidades que fueron calificadas como aberrantes.

Entre los principales puntos se detectó que “un conjunto de decretos de pagos no están registrados ni existen físicamente en dependencias municipales e ignorándose los montos, origen y efectividad de los pagos.

En forma recurrente, los saldos de cuentas registran distorsiones. Presentan diferencias entre el saldo final de un año y el saldo inicial del año siguiente.

Se recepcionan pagos por ingresos de carpetas de construcción, montos que no se descuentan al momento de la liquidación  del derecho de edificación.

Se observan inadecuados procedimientos en el pago de horas extras por concepto de trabajos extraordinarios.

No se cumplen a cabalidad los procedimientos de compra no adjuntando, en su mayoría, en los expedientes de pago los requerimientos de las unidades a través de las respectivas solicitudes de pedido. Estas no son autorizadas por alcaldía o por otra instancia debidamente autorizada.

Existencia de cotizaciones no autorizadas por el encargado de adquisiciones.

No se acredita la emisión de las respectivas órdenes de compras en todas las adquisiciones y sus respectivas refrendaciones presupuestarias.

Se efectúan compras directamente por funcionarios, solicitando posteriormente el pago.

Se efectúan compras sin seguir los procedimientos, conformes a sus montos, emitiendo posteriormente decretos alcaldicios para regularizar el pago, por parte de la alcaldía, sin determinar las responsabilidades que proceden.

Se emitieron decretos de pagos no confiables, al emitirse estos documentos, tanto por el sistema computacional vigente como fuera de este sistema, existiendo doble numeración de decretos de pago en algunos casos, o en su defecto, sin indicar numeración y fecha, no llevando registro de los mismos.

La existencia de decretos de pagos nulos, no se detecta registro físico o computacional sobre el control de estos.

En ciertos decretos de pago se archivan documentos como cheques nulos, en original.

Se efectúan pagos sin estar toda la documentación de respaldo, existencia de decretos de pago, con todas las firmas de los respectivos funcionarios que aprueban el acto administrativo de legalidad.

Traspasos de saldos contables finales a iniciales de años siguientes, notoriamente erróneos.

Saldo inicial de caja presupuestario, distinto y exageradamente negativos.

No se confeccionan conciliaciones bancarias.

No existen registros contables de los departamentos de educación y salud.

Hay cuentas complementarias con saldos negativos.

No se realizó el adecuado cierre contable para cada año.

Existencia de cuentas contables con saldos después del cierre anual, en consecuencia que debieron haber quedado saldadas. Ejemplo: Las cuentas de ingresos de gestión y gastos de gestión.

Devengamiento inadecuado de cuentas contables. Ejemplo de ello es la deuda por aporte al FCM. Fondo Común Municipal.

No contabilizan las boletas de garantía, por seriedad de la oferta, como por el fiel cumplimiento de contrato.

Depreciación y actualizaciones no efectuadas los años 2005 y 2006 según se demuestra en los registros del libro mayor.

Inconsistencia de los informes contables. Ejemplo: Fluctuación deudores (Cuentas que muestran datos diferentes dependiendo del informe).

No se pagaron algunos fondos extra presupuestarios tales como: Fondos de terceros por permisos de circulación, multa ley de alcoholes ( M. de El Tabo las registró en cuentas complementarias).

Inadecuada utilización de la cuenta Gastos de gestión, recargándole devengamientos por aportes al FCM. Algunas operaciones de cuentas complementarias entre otras.
Inadecuadas contabilizaciones de gastos en cuenta 21908 “Fondos por enterar al Fondo Común Municipal”, al realizar egresos contra la cuenta 21196 “ Disponibilidades en moneda nacional”.

Atraso de más de dos años en la entrega de los informes contables a la Contraloría General de la República.

Durante el año 2006 a Mayo del 2007 se otorgaron patentes de alcoholes sin acuerdo de concejo. De estas, 10 corresponden a patentes de alcoholes limitadas.

Al 17 de Mayo de 2007, conforme a los registros del sistema computacional de registro de patentes municipales, se registra una morosidad del total del rol de patentes que asciende a las suma de $ 150.819.321, en la que se incluyen patentes de alcoholes, no efectuando el trámite de caducidad correspondiente conforme a las disposiciones legales. Actualmente la deuda asciende a la suma de $ 32.292.926.-, incluyendo cuatro patentes de alcoholes limitadas.

No se encuentran todos los permisos de circulación pagados, archivados en el legajo por placa patente, por lo que no se acredita razonablemente su cancelación, tanto del permiso anterior o de la respectiva cuota, sin perjuicio de que el pago de cada permiso de circulación  es condición el haber cancelado el permiso anterior.

No se emiten las respectivas ordenes de ingreso municipales por los depósitos directos en cuenta corriente del municipio, efectuados por la Tesorería General de la República.
Se realiza la contabilización en el sistema computacional una vez que se ha recibido el formulario remitido por la Tesorería.

Se informó que, en unos días más, este informe será publicado en forma íntegra en la página municipal, www.eltabo.cl