Participe en nuestra encuesta, para alcalde en El Tabo, ubicada al centro de esta portada.

Hágalo con seriedad y honestidad, votando una sola vez, para poder obtener un panorama real de las tendencias existente entre nuestros electores. 

telesur.jpgPor: José V. Medina Z.

www.lasnoticiasdeeltabo.cl

Agregado:

Nos han informado que Directv ya ha incluido a Telesur en su programación de canales. Bienvenido sea- 

La cadena Informativa Telesur es una iniciativa que nació en el año 2005 como alternativa y respuesta a los medios estadounidenses y británicos (Léase CNN y BBC, principalmente).

Esta medida es un esfuerzo del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para lograr romper el dominio informativo que han ejercido, por décadas, las grandes potencias en casi todo el orbe.

Telesur es una empresa multiestatal que se creó gracias a inversiones de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Transmite, actualmente, en castellano, las 24 horas del día para Latinoamérica vía satélite, en Venezuela por señal abierta y en Europa a través de Internet y del satélite Astra.

Sin embargo, aún falta mucho por hacer. En Chile, al igual que en la mayoría de los países vecinos, existe un monopolio de la información manejado por la empresa privada.

Ya lo decía en un artículo, Marcel Claude, sobre la realidad de Venezuela,

Gracias al monopolio de las comunicaciones en Chile, esa realidad es desconocida para gran parte de nuestra población o esa realidad es constantemente tergiversada y satanizada por estos medios empresariales".

Incluso, algo ignorado y desconocido por muchos, en la propia Venezuela, el 80% de los canales de televisión abierta y emisoras de radio están en manos de la empresa privada y de la oposición. Al igual que más de 120 periódicos de circulación nacional y regional.

En el caso de Chile y Argentina, algunos soñadores han realizado algunos esfuerzos y campañas, por las redes de Internet,  para que Telesur logre ser integrada por las grandes compañías de TV Cable entre sus alternativas. Pero este pedido ha sido constantemente ignorado. Resulta evidente que Telesur no va con los intereses de estas grandes multinacionales.

Esta realidad ha impedido que la opinión pública en Chile conozca los procesos que se están desarrollando en nuestro continente y que buscan la integración Latinoamericana de los pueblos. Procesos que se están desarrollando, no solo en Venezuela sino que en Ecuador, Nicaragua, Bolivia y Paraguay.

Procesos de transformación que buscan acelerar la unión de los movimientos sociales Latinoamericanos en contra del poder económico y de un sistema neoliberal que ya ha demostrado su fracaso.

Un fracaso que se ha reflejado en Chile en hechos tales como la desigualdad en la distribución de la riqueza.

Hechos que han ido generando reacciones sociales frente a una educación administrada con fines de lucro. Una salud dirigida por profesionales que fueron educados y preparados con una mentalidad de mercado, sin principios éticos basados en la solidaridad hacia los más necesitados.

Leyes laborales que favorecen, exclusivamente al sector empresarial y que a pesar de ser así, tampoco se respetan y los órganos fiscalizadores encargados de hacer respetar estas reglas, son inhabilitados a través de los tribunales de justicia.

Una ley binominal excluyente y donde el 34% de los votos valen lo mismo que el 66 %.

Multinacionales que explotan nuestras riquezas mineras, sin pagar, prácticamente, ningún impuesto, que no respetan la legislación laboral, que destruyen el medio ambiente. Las hidroeléctricas, las represas en la Patagonia, el problema con los pueblos originarios. Los subcontratistas, las salmoneras, las injusticias sociales.
 
Amplios sectores que exigen una asamblea constituyente y que se redacte una nueva Constitución. Etc Etc.

Esto significa que la realidad chilena no es diferente a la de los países vecinos. Que los problemas son los mismos y que los pueblos de nuestro continente viven bajo un mismo escenario.

Y lo más grave. Los que mantienen este estado de cosas también son los mismos.

Es por eso que urge la integración de los pueblos y es por eso que las trasnacionales no permiten que Telesur logre develar una realidad que es común para todos nuestros países.

Sin embargo, estas barreras de desinformación,  poco a poco se van rompiendo, gracias al trabajo de muchos, a través de redes de correos por internet, diarios electrónicos y al constante trabajo desarrollado por distintas organizaciones sociales de base.

Pero aún falta mucho por hacer y una importante tarea es lograr que, Telesur sea integrada entre las alternativas de canales que deben ofrecer las cadenas de televisión por cable y satelital.

Por lo pronto, tenemos una alternativa.

http://www.intertelevision.net/venezuela/telesur.php