vlamir1.jpg

www.lasnoticiasdeeltabo.cl

 http://www.intertelevision.net/venezuela/telesur.php    

Primera parte:

Toda mi infancia está unida a esta Región. Los mejores y alegres momentos de mi infancia y los tristes y dramáticos días de la represión y desamparo que vivió nuestro país.

Cartagena, San Antonio y El Tabo, ha sido el periplo de cuatro décadas. Los veranos en carpas entre la laguna y la playa grande de Cartagena, luego al camping de carpas hasta 1971.

Llegamos al El tabo un amanecer de Enero de 1972 a la parcela 42, todo era bosque y muy pocas casas. En esos años el tabo era un balneario más exclusivo de sectores medios altos.

El verano de 1974 no venimos, arrancamos y nos ocultábamos del golpe de Estado y la  maquinaria del terror que imponía a sangre y fuego las ideas de progreso y desarrollo  económico tan de moda en los actuales debates y sostenidas como verdades sacro santas por muchos candidatos.
Actualmente está la casa de la familia que mi padre construyó con cariño; es su “su rancho”.

Su sueño era quedarse a vivir su vejez aquí en El Tabo con mi madre.

La muerte, un  24 de mayo hace más de tres años, trunco esos anhelos. En su paso por aquí fue un buen vecino y eterno colaborador con la comunidad. Un periodo fue dirigente de la junta de vecinos y lucho por los actuales contenedores de basura y por el cumplimento de las normas de sanidad y pintamos los primeros nombres  de  la calle Ruperto Vargas.

No tiene sentido la crítica de que si uno vive o no en  la comuna, es una visión estrecha y retrograda en la política y de la vida. Por ejemplo José Bálmes no nació en Chile y es premio nacional.  balmes.jpg

Neruda responde muy bien a la hora de cuestionarse su pertenencia  a un país: “ Mi casa sin puertas es la tierra, las estrellas del mundo son mi patria”.

En alusión al internacionalismo proletario que siempre han practicado los comunistas, ejemplo de lo anterior es el compromiso de los chilenos en Nicaragua, El Salvador, Angola y otros países donde muchos dejaron sus vidas por ayudar a la justicia y la libertad de esos pueblos.

En  relación a temas nacionales. Lo primero es sostener  que  trabajamos por un Estado democrático participativo e integrador en que los ciudadanos y las organizaciones sociales tengan derecho a participar en la toma de decisiones comunales, regionales y nacionales.

Hay que implementar mecanismos plebiscitarios, por ejemplo respaldamos la revocación plebiscitaria de alcaldes, autoridades nacionales y del poder judicial.
 
Se debe derogar  la Ley orgánica de municipalidades. Proponemos la elección popular de los consejeros regionales y los intendentes, la generación de impuestos  territoriales y la  implementación de presupuestos participativos a nivel regional y comunal.

Nuestra propuesta es democratizar el país: Nueva Constitución Política aprobada por una Asamblea Constituyente y ratificada en un plebiscito nacional.

Reemplazo del sistema electoral binominal  por uno proporcional,  es decir, un hombre un voto. 

Inscripción electoral automática y voto voluntario con derecho a voto de todos los chilenos que viven en el extranjero.

Para avanzar y profundizar la democracia debemos instalar desde la base los temas nacionales, hay que  asumir la política como una práctica cotidiana y ciudadana real, los grandes problemas y sus  soluciones no es atributo de la elite política y sus mecenas económicos.

Es el pueblo que debe  desde  sus  comunas  y organizaciones construir los mecanismos,  representaciones y alternativa a este modelo dominante.

Es clave el rol de los medios de comunicación alternativos y democráticos.
 
Existe una hegemonía en la construcción de los discursos y la cultura, no existe la verdad objetiva de la que tanto balbucean dichos medios.

Hay una visión sesgada y reaccionaria a la hora de representar la realidad, es claro que obedece a intereses económicos, políticos tanto nacionales como internacionales y en directa sintonía con los grandes carteles de las comunicaciones globales.

El caso del golpe de Estado en Venezuela es una muestra patética de esta “objetividad” de los medios. Serviles a los postulados geopolíticos norteamericanos en la región y  a los intereses corporativos de la derecha y los empresarios en Chile, un solo dato para ilustrar esta argumentación, basta revisar  la propiedad de los medios de comunicación y la conclusión se hace evidente.

En necesario mantener y crear MCM alternativos y democráticos, como es el caso de La Noticias de El Tabo.

Es vital que el pueblo y sus organizaciones tengan canales de información y expresión  sin censura o manipulación. Esta es una forma de romper el bloqueo de las grandes cadenas editoriales y televisivas.

Telesur  es una iniciativa regional  que está en esa línea. Hay que utilizar los nuevas tecnologías a nivel local para ayudar a la integración de los pueblos y la difusión de sus luchas , sus experiencias  y proyectos: Que ayuden  a elevar la conciencia política y el conocimiento de los temas  más complejos evitando caer en el  pasquín y la manipulación.

Continuará……