jugo.jpgDebemos comunicar a nuestros fieles lectores cibernéticos que, ante declaraciones y rumores difundidos por todo el territorio de la comuna de El Tabo y la provincia de San Antonio e incluso por un canal televisivo de la capital provincial, por parte de un ex candidato y ex alcalde,  respecto a las apelaciones presentadas en el Tribunal Nacional de Elecciones, no se ha publicado fallo alguno en los portales Internet de estos mismos Tribunales donde aparezca aceptada su candidatura. Esta, hasta el día lunes 15 aparece pendiente.

Las demás fueron todas aceptadas. Esto es, las candidaturas del PRI. y la del concejal Jaime Bravo.

 

El ex alcalde, aclaró, en las pantallas televisivas y dejó para el bronce las siguientes palabras:

"Cuando fui alcalde, jamás, y los funcionarios municipales son testigos,  a ninguno de ustedes jamás les pedí el voto ni los presioné ni les dije que tenían que votar por mi. Y cuando me sancionaron con el voto popular, acepté mi derrota estoicamente".

Lo cierto es que al día siguiente de perder la última elección del 2004, el ex alcalde despidió a más de 25 funcionarios municipales. Aceptó su derrota en forma tan estoica que no acudió a la ceremonia de entrega del mando por lo tanto algo si es cierto y es que, "los funcionarios municipales fueron testigos" de lo que ahora estamos señalando. 

En esta misma intervención por canal 2 TV. de San Antonio la noche del jueves 11 de Septiembre, el ex alcalde Luis García Jofré ya dio como efectivo y comunicó a la ciudadanía que el Tribunal Electoral Nacional dio una sentencia por tres votos a cero a su favor donde se acepta su apelación y por tanto, según su versión, el ex alcalde ya está confirmado como candidato independiente a alcalde por la comuna de El Tabo.

El mismo día 11 de Septiembre, recibimos una llamada a las 13:37 horas, de parte de Felipe García García, hijo del ex alcalde Luis García Jofré, donde nos comunicaba que su padre, desde Santiago, le había confirmado este fallo favorable a su persona por 3 a 0 de parte de este Tribunal.