junta_el_tabo.jpgwww.lasnoticiasdeeltabo.cl

Luis García Jofré ya no es candidato a alcalde por la comuna de El Tabo.

Así lo confirmó, con fecha 16 de Septiembre de 2008, el Tribunal Calificador de Elecciones:

"Santiago, dieciséis de Septiembre de dos mil ocho.
Vistos:
Se confirma la sentencia apelada de ventidós de Agosto del año
en curso, escrita a fojas 192.

Comuníquese al señor Director del Servicio Electoral.
Notifíquese, regístrese y devuélvase.
Rol Nº 186-2008.-"

Por fin se ha dilucidado el panorama político en El Tabo y luego de varios días de incertidumbre, los tribunales, una vez más, han hecho justicia.

¿Acaso no es esa su misión?
¿Cuantas veces escuchamos que en este país no existe justicia?
¿Cuantas veces el ciudadano común se queja por lentitudes o fallos que no cumplen con sus expectativas?

El estado de derecho en la comuna de El Tabo funciona y ha vuelto la respiración a todo un pueblo. En el caso de esta pequeña y sufrida comuna, durante los últimos años existió la percepción de que las autoridades de turno podían realizar las barbaridades más grandes sin que los tribunales cumplieran su función.

Se cometieron hechos de corrupción hasta decir basta y se actuó en forma dictatorial durante años, humillando a funcionarios municipales, estafando a adultos mayores como el bullado caso de alcantarillados o el caso del no pago del Fondo común municipal donde el Consejo de defensa del Estado se ha hecho parte.

Se llegó al extremo de que un alcalde fue destituido por el Tricel, y al no querer cumplir con esa sentencia, esa administración debió ser desalojada por la fuerza pública desde el edificio consistorial.

Por lo tanto, en El Tabo se puede decir, hoy más que nunca, que existe un estado de derecho. Se puede decir que existe una visión de futuro y que el ciudadano común puede volver a creer y reencantarse con su clase política y con sus instituciones democráticas.

Es cierto que falta mucho. Es cierto que a nivel Constitucional, jurídico, social y económico falta un cambio profundo. Es cierto que es necesaria una revolución. Es por eso que existen candidatos que interpretan esos cambios.

Pero para empezar, primero había que  terminar con aquellos caudillos y dinastías familiares que tanto daño y dolor produjeron por años a todo un pueblo.

Aquí no se ha judicializado la política como algunos quisieron hacernos creer. Ese término no existe. Es inventado. Aquí se hizo justicia sin mirar a quién. La justicia rige para todos. Esos que inventaron ese término son los mismos que exigían querellas y persecuciones judiciales en contra de aquellos que ahora defienden.

La justicia no depende del color político, del momento o de quien cometa el delito. La justicia SIEMPRE debe ser ciega.

Algunos pretendieron mantener a un candidato que está cuestionado por el no pago de más de 400 millones de pesos al Fondo Común Municipal bajo la excusa de que los intereses de esa deuda fueron posteriormente condonados. Esa condonación no reparaba el delito de malversación de fondos que ya se había configurado.. 

Aquí se quiso esgrimir el argumento de la prescripción por un delito cometido años atrás. Es decir, no se negó el delito sino que se dijo que este ya no estaba vigente debido al tiempo transcurrido.
Dicho de otra forma. Yo puedo robar o hurtar pero como no fui descubierto en el plazo legal, ya no me pueden condenar y por tanto puedo volver a postular a un cargo público.

¿Eso me hace inocente de esos cargos? ¿Es ese un argumento moral?

En El Tabo, el 16 de Septiembre de 2008 se ha hecho justicia.

El pueblo tabino podrá optar ahora, en conciencia y en el secreto de las urnas sin temor, por el candidato o por el proyecto que le parezca o estime mejor y más conveniente para su futuro.

Ninguno de los candidatos en carrera tiene cuentas pendientes con la justicia. Ese era el verdadero espíritu de la ley.

Hoy, El Tabo es + Feliz.

Que duda cabe.