fea_garcia.jpgwww.lasnoticiasdeeltabo.cl

Por: José V. Medina Z.

Publicado, noche del martes 21 de Octubre de 2008.

Fernando García Jofré, hermano del imputado ex alcalde, Luis García, acudió el mediodía del lunes 20 de Octubre, acompañado de la banda de guerra del Colegio de El Tabo, al frontis de la panadería Santa Gemita, para saludar con melodías de “Las Mañanitas” a la esposa de Cristian Arévalo, hermano del candidato panadero, Walter Arévalo.

 

fernando_garca.jpgFernando García es candidato a concejal por la DC. en la comuna de El Tabo, sin embargo, es vox populis en la comuna balneario, que García no respalda al candidato de la concertación a la alcaldía, el PPD. Emilio Jorquera, sino que trabaja para la millonaria campaña del candidato y empresario del pan.

Con este acto, del día lunes, quedó más que demostrado a quién los García le rinden  pleitesía. A los viles morlaco$ de Arévalo.

Sin embargo, Fernando García, con esta descarada acción de corte político electoral,  manipulando a los niños del colegio sin solicitar autorización a los apoderados, ni menos al director del colegio, Pedro Vargas, y usando instrumentos musicales municipales, durante horario de clases, se expuso gratuitamente a un sumario administrativo.

El hermano del ex alcalde olvida que el comando de Walter Arévalo, en declaración pública, manifestó que cuando relacionan a su candidato con Luis García Jofré, se enloda la "reputación" de Arévalo.

Por otra parte, el candidato Arévalo habría estado gestionando la contratación del grupo, “Los Charros de Lumaco” para su cierre de campaña. Sin embargo, la agenda de los artistas de música mexicana ya se encontraba copada.
Finalmente, la contratación de los Charros se convirtió en Chascarro.

charros.jpg

El valor de este afamado grupo, por actuación, es de nada menos que $ 3.800.000, y  el cliente debe aportar escenario, sonido e iluminación. Habrá que recurrir a un doble.

Esta es solo una muestra de la inversión millonaria que está realizando el candidato del pan y “de las lucas” para adquirir la alcaldía de El Tabo.
 
A esto se suman los dineros ofrecidos a distintos vecinos por instalar publicidad en sus domicilios, las ofertas de mercadería para comprar conciencias y los chantajes a algunos comerciantes, por deudas pendientes, para también instalar publicidad electoral en sus negocios.   

Este gasto desmedido y los créditos bancarios, que están por esfumarse en la hoguera del fracaso electoral, explica también la desesperación de algunas candidaturas, ante la realidad de las encuestas, que los ha llevado a destrozar la publicidad del adversario político, Emilio Jorquera y a ensuciar la Parroquia de Las Cruces con propaganda electoral. 

sacrilegio1.jpg

Sin embargo las conciencias de los tabinos no están a la venta, los miles de letreros repartidos por la comuna no votan, las decenas de vehículos contratados tampoco votan y lo más importante.

El voto es secreto.