personal.jpgWWW.LASNOTICIASDEELTABO.CL

SIEMPRE JUNTO AL PUEBLO

Humor

 Un curioso oficio ha sido emitido desde la oficina de personal del Municipio indicando algunas restricciones a los funcionarios municipales con contratos a honorarios, código del trabajo, contrata y planta.

En su punto 1 se señalan varios sub puntos con normas a cumplir.

La primera de ellas indica que, los funcionarios deberán tomar su horario de colación dentro de los recintos municipales y se prohíbe estrictamente ir a los domicilios.

Siendo consecuentes con esta estrictez, se entiende que los funcionarios podrían ir a  tomar su colación al estadio municipal, polideportivo, postas, bibliotecas, o en algún terreno entregado en comodato, por estar estos considerados como recintos municipales.

El conflicto lo sufre un funcionario que tiene su domicilio en el recinto municipal ya  que, para cumplir con el  primer sub punto del punto 1 de este oficio, no sabe si podrá seguir almorzando en su  domicilio sin cometer una falta.

Por otra parte, si sigue almorzando en su domicilio, también estará respetando el mismo  sub punto primero del punto 1 de este mismo oficio que lo obliga a hacerlo dentro de los recintos municipales.
Difícil disyuntiva, problema casi existencial.

En el segundo sub punto del punto 1 de este oficio se advierte que los funcionarios que registren tres atrasos en el mes sufrirán sanción y esta implicará una investigación sumaria.

En este caso se deduce que solo los funcionarios de planta están obligados a cumplir esta norma ya que las otras modalidades de contratos no están afectas a sumario.

Por lo tanto, cumpliendo con la estrictez de este oficio, los funcionarios a honorarios y de código del trabajo podrán, a partir de este momento, presentarse a sus labores a la hora que les venga en gana. (bieeeen, yes, yes, yes.).

En el tercer sub punto del punto 1 de este oficio también se advierte que el funcionario que sea sorprendido marcándole la entrada o salida a otro compañero será sancionado de la misma forma que en el sub punto anterior.

Entonces, al igual que en el sub punto segundo del punto 1 de este oficio, esto solo rige para los funcionarios de planta, siempre y cuando estos sean sorprendidos.

De no ser sorprendidos, no habrá sanción alguna.

También se dice que la sanción será aplicable cuando se le marque la entrada o salida a otro compañero pero nada se señala cuando se marque al mismo compañero (y no a otro) ni se aclara cuando el acto se cometa con una compañera o con varios compañeros.
Esto ya suena algo  promiscuo.

Pero no todo es bueno para los funcionarios que se rigen bajo el código del trabajo ya que, en el sub punto cuarto del punto 1 de este oficio se recuerda, a los funcionarios contratados bajo ese método, que el horario de salida es a las 18 horas y que no deben hacer hora frente al reloj control.

Por una parte, estos funcionarios estuvieron retirándose, durante todo Diciembre, media hora antes sin saberlo.

Por otro lado, solo podrán hacer hora, frente al reloj control, los funcionarios a contrata y de planta.

A propósito. ¿Qué es hacer hora?.

En el punto 2 del oficio, se saluda atentamente y no se indica ninguna norma, advertencia, recuerdo, estrictez y no tiene puntos anexos como el punto 1 que si  contiene cuatro sub puntos.   

En otro ámbito, el despreciable, pestilente, moribundo y abominable Truhán Montes, estuvo penando por palacio para poder cobrar sus últimos doblones.
Por largos minutos estuvo intrigando con sus amiguis cómplices que aún se mantienen, a duras penas, en la casa real. El encargado de las arcas reales lo habría despreciado, al menos públicamente.

Se le acabó la teta a Truhán aunque se comenta que ya habría metido su cola de flecha en el palacio cartaginés de más al sur. El reyecito cartaginés ya habría sido envuelto por el azufrado Truhán.  Es predecible entonces el triste futuro que se avecina para el palacio cartaginés.

Plaga de langosta, cual diabólica maldición, empezará a azotar a este reino de más al sur.