gorda.jpgwww.lasnoticiasdeeltabo.cl

SIEMPRE JUNTO AL PUEBLO

Esta fábula medieval, queridos plebeyos y para los que aún la recuerdan, fue escrita en épocas lejanas en otro reino.

Los nombres y personajes así como las locaciones han sido cambiadas en forma arbitraria y antojadiza por este maquiavélico editor.

La inspiración fue traspasada al papiro a  través de su pluma, ya sanguinolenta, producto de un sinfín de cadáveres de facinerosos y truhanes que fueron aniquilados, sin piedad, simplemente con las armas de la escritura.

He aquí la fábula autoplagiada.

margamarga.jpgMajestad del reino farandulero, la colegiala Express, Regia Ballenato envuelta nuevamente en escándalo 
                    
Efectivamente. Sorprenden a la doncella real extrayendo áridos desde el estero pestilente del reino farandulero.

La voluminosa doncella escondía, entre los cachetes y en la entrepierna, toneladas de arena extraída subrepticiamente.

Durante las noches de luna llena se revolcaba desnuda, en las aguas nauseabundas del estero, haciendo escalopas.

De esta forma, la arena se introducía entre sus rollizos pliegues haciendo un daño enorme al ecosistema del lugar.

Debido a lo voluminoso de su cuerpo se calculan pérdidas inmensas de áridos en dicho sector.

También se pensó, en un primer momento, que la doncella estaba recolectando ranas chilenas, pero finalmente se trató de un mal entendido. Solo se trataba de un sapo viejo, medio descompuesto y bastante a mal traer.

El dantesco espectáculo y los estruendosos chapoteos sorprendieron a los vasallos que circulaban por la zona.

“Es lo más repugnante que me ha tocado ver”,  señaló, asqueado, uno de los testigos que retornaba a su palacete luego de quedar en la bancarrota jugando en el casino real.

Por su parte, el antiguo y reincidente novio de la Ballenato  recordaba “Como se ha deteriorado con el pasar del tiempo, y pensar que antes hacíamos cucharitas juntos y nos cachureábamos tanto.

Ahora sería suicidio intentar tamaña maniobra pero, pobreza obliga, a corcel regalado no se le mira el diente, la necesidad tiene cara de hereje, etc… ”.

Su amiga, la tia Sonia, protegiéndose el cuello con unas plumas de avestruz rosadas, declaró escandalizada, “Oye weoooona…jamás esperé que la Regi cayera tan bajo. Talvez se estaba haciendo un tratamiento de belleza, pero el daño ecológico y la contaminación visual (estaba pilucha a la vista de todos los aldeanos) sigue siendo de proporciones. Que bochorno”.

El grotesco cuerpo de la doncella real, debido a su  desproporcionado tonelaje, solo pudo ser retirado gracias a la maratónica labor de cerca de 25 bueyes arrendados en aldeas cercanas. 

Los antecedentes fueron puestos a disposición de las cortes reales y se sumarán a las múltiples causas, por hurtos de doblones desde cofres de palacio, que tienen a la descomunal doncella real con una pata en el cajón.

Esta último delito facilita la labor del letrado y gentil hombre, Alejandro Chascarro, quién ya tiene a varios reyecitos corruptos en las mazmorras de distintos reinos.