progresista.jpg

 www.lasnoticiasdeeltabo.cl

Siempre junto al Pueblo 

 

Estimada Elinett, Estimada Malucha, estimados amigos y no tanto, conocidos y desconocidos, contactos, colados del email, etc

Que el silencio no nos venza, yo me sumo y me atrevo a opinar que decisión más importante la que se nos viene encima.

Estacionamientos en El Tabo.  Lea nota en nuestra versión de Facebook pinchando el siguiente Link

 

Anoche veía los ochenta y me sentía acongojado recordando las jornadas tristes de aquellos años, donde el pensar era castigado con la tortura, la persecución, la represión, el exilio, la desaparición o la muerte, donde lo extremo no se vivía haciendo benji o rafting, sino dando la vida por los hijos desaparecidos (Sebastían Acevedo), siendo quemados vivos como Rodrigo Rojas o Carmen Gloria, con una bala en la cabeza como a María Paz o lanzado al mar como Mario Martínez…

Cuantos de la generación actual de jóvenes y profesionales jóvenes (entre 18 y 35 años) no saben nada de lo que pasó ni les importa saber, que es lo más terrible.

Nuestro pueblo se queda sin memoria fruto de los discursos que aluden que recordar el pasado es equivalente a estancamiento y retroceso, que barato estamos vendiendo nuestra alma de pueblo democrático, nuestros sueños, nuestros ideales.
 
Se imaginan que pasará en cuatro años de gobierno de derecha; se imaginan 4 años en que el mercurio, la tercera, las ultimas noticias, la nación nos venderán una verdad oficial de derecha, tratando de manipular nuestros sueños y nuestra realidad.

Se imaginan a canal nacional dando las mismas noticias que megavisión, canal 13, la red y chilevisión. 4 años en que los Luis Jara, las cecilia bolocco, las Myriam Hernández, los Vasco Mulian, las Patty Maldonado, los charros de Lumaco, serán el icono de la cultura de este pueblo.

Se imaginan un país donde la protección social consistirá en dar bonos de $40.000 en invierno y en marzo, en rebajar impuestos a las empresas para que generen más empleos (jajaja, para repartir más utilidades entre sus accionistas miembros de partidos de derecha), donde la indemnización de años de servicio será reemplazada por un seguro (administrado por una aseguradora con accionistas idem) de cesantía.
 
Donde los hospitales pasarán a ser un edificio lleno de empresas externas, donde hasta los médicos serán externos.

Donde las escuelas públicas serán, como lo fueron las antiguas empresas públicas, llevadas al extremo de la ineficiencia para privatizarlas a precio de huevo y después el estado financie a través de subvenciones a particulares.

Donde la flexibilidad laboral es entendida como entregar la menor cantidad de beneficios al trabajador y otorgar la mayor cantidad de atribuciones al empleador en aras de mantener baja la cesantía y validar los subsidios y bonos como una forma de mantener el control de los revoltosos sindicalistas y/o trabajadores que quieren tener una mejor calidad de vida.

Donde el estado se achicará en fiscalización a las grandes empresas y se agrandará en carabineros y cárceles.

Se imaginan que pasará con el pueblo mapuche y sus sueños de recuperar sus tierras, con los pueblos indígenas y su cultura ancestral… .

Ejemplos hay muchos, es cosa de leer atentamente los discursos de quienes quieren dirigir este país, no sólo Piñera, sino también, los Allamand, los larrain, los Matthey, los Hinzpeter, etc.
 
Como ven, no es simple la decisión que vamos a tomar el 17 de enero, con todos sus defectos, la concertación ha ido aprendiendo, lento y de a poco, pero aprendiendo a que debe renovar sus cuadros, abrirse a nuevas ideas y sueños, a incluir y no excluir, a acoger.

Hemos avanzado mucho, reforma previsional, tratados de libre comercio, reforma educacional, reforma a la justicia, protección social, transporte público, mayor acceso a la educación. Y obviamente hay mucho más por hacer, pero no confundir la necesidad de corregir un modelo que camina hacia estados de mayor protección con el discurso facilista del cambio por el cambio, donde los únicos que ganan son los que detentan el poder económico.

Yo creo en el emprendimiento, pero hay que regular y proteger, porque siempre hay más chicos que necesitan apoyo y más grandes que quieren quedarse con todo.

Hay muchos temas que quedaron fuera de mi opinión, como los derechos reproductivos, los de filiación, los de las minorías, en todo sentido, incluso en el respeto que deben tener hacia las mayorías.

En los de vivir en un país libre de contaminación y más respetuoso con el medio ambiente; el tema energético, etc. donde cada uno podrá formar su conceptualización de los mismos.

Pero no nos dejemos engañar con los discursos de cambio de un sector político que se ha manifestado absolutamente contrario a dichos requerimientos. ( leer sobre votaciones de la derecha sobre los diversos temas que hoy intentan arrogarse como los iconos de su futuro gobierno)

Frei es la alternativa mejor (dentro de lo que hay), pero no es Frei quien hace el gobierno, sino que todos los chilenos y chilenas que diariamente aportamos con nuestro grano de arena para construir nuestro país.

Nuestro aprendizaje de estos 20 años de gobierno nos dice que debemos ser más gritones con aquello que nos parece mal, que debemos protestar y levantar la voz por lo injusto y lo incorrecto, que debemos ser más propositivos, más organizados, potenciar a las organizaciones comunitarias y los gobiernos locales, que no debemos ser indiferentes a nuestros gobiernos y sólo pescarlos cada cuatro años cuando hay elecciones, que debemos ser más exigentes con nuestros representantes y hacerlos responsables de nuestro voto y de su voto.

Tal vez a muchos no les guste, pero yo prefiero un futuro con Frei, que un negocio con Piñera

.

¡¡¡¡…HUSMEANDO 2………..Reflexiones de Lincoyan Cepeda Varas, de Taller Territorial Eugenio Matte-hurtado

Queridas y queridos compañeros,

Quiero compartir con ustedes una reflexión estrictamente personal, ella no compromete a nadie, sólo a mi conciencia, la de un socialista de larga data.

Vivimos momentos extraordinariamente significativos para el futuro de nuestro país. El resultado de la elección del 17 de enero de 2010, influirá decisivamente en los destinos de Chile, a lo menos por los cuatro años que dure el próximo mandato presidencial.

Si triunfara la derecha sería ésta, su primera victoria electoral en 58 años y Piñera el primer presidente del Bicentenario. Con él llegarían a La Moneda los responsables de la más grande de las tragedias que ha sufrido el pueblo de Chile y quienes dieron sustento político e ideológico a la Dictadura Militar. Salvo excepciones que no alcanzan a contarse con los dedos de una mano, Nunca se han arrepentido.

Esto no es campaña del terror, ni revivir fantasmas del pasado para conseguir votos, esta no es una carta pública, es una reflexión para compartir con los socialistas; con los socialistas de Chile, con los que saben lo que representa esta derecha y lo que significaría la concentración de todo el poder en sus manos.

Respeto profundamente la democracia y todos –después de la dolorosa experiencia dictatorial- hemos aprendido a valorarla, ella conlleva la alternancia en el poder y la posibilidad que las minorías se conviertan en mayoría, bien por eso, para eso luchamos.

Si la derecha triunfa habrá sido por la expresión soberana de chilenas y chilenos. Así es la democracia. Pero no nos equivoquemos: NO SERA CON NUESTROS VOTOS, NI CON NUESTRO SILENCIO, TAMPOCO PUEDE SERLO CON NUESTRA OMISION..

De nosotros depende que la historia refleje que todos los socialistas, independientemente de donde se encuentren hoy, actuaron para impedirlo.

Me dirán que esto es la culpa los errores de la concertación; de la soberbia de los dirigentes; del apego al poder que generó un vacío programático; de la captura del estado por operadores que trabajaron en beneficio propio; por no escuchar a la ciudadanía, que pena, que lamentable que buena parte sea cierto.

Sin embargo, al momento de decidir, me pregunto si esta derecha, la misma que avaló el corvo y el bototo para destruir físicamente a la izquierda, destrucción simbolizada en el sacrificio del más grande de los nuestros, ¿será más honesta, menos soberbia, más interesada en escuchar a la ciudadanía, más preocupada de cumplir con el rol regulador del estado?.

Si así fuera, querría decir que hemos estado equivocados, a lo menos, durante los últimos cuarenta años y en estas dos décadas de Concertación, que – perdonen que lo recuerde- incluyen ni más ni menos que a Lagos y Bachelet.

He sido muy crítico de la Concertación , por eso al igual que ustedes, hice una temprana opción por Marco Enríquez – Ominami. Porque de alguna manera, casi intuitiva, percibimos que su candidatura encarnaba una fuerte demanda de participación; de renovación de liderazgos; de libertad para enfrentar los grandes pendientes de esta interminable transición; que con Marco se abría un espacio gigantesco para enfrentar los grandes temas que seguían y seguían escondiéndose bajo la alfombra.

La campaña de Marco y el 20% de respaldo obtenido demostraron que tanto se había metido bajo los tapices que ya no se podía caminar y sostenerse sobre ellos.

Es innegable gracias a esta candidatura: Chile cambió. Con todas las críticas y con el legítimo orgullo de lo logrado, hoy tenemos que preguntarnos si la derecha y la concertación son lo mismo. Con todo el respeto que todas las personas y sus opiniones me merecen, les confieso que por más que lo pienso la comparación no resiste análisis:

De un lado los que avalaron la dictadura y sus horrores, del otro los que luchamos, sí los que luchamos, por que lo hicimos juntos, por el retorno de la democracia.

De un lado Longueira y del otro Michelle Bachelet

De un lado Novoa y del otro Ricardo Lagos

De un lado Cardemil y del otro Isabel Allende

De un lado Allamand y del otro Jorge Arrate

De un lado los seguidores del Mamo y del otro los herederos de Gladys Marín.

No es necesario seguir con la lista, sería ofensivo. Cada uno de nosotros, con todas las críticas, con todos los reparos, con toda nuestra rebeldía, sabe que las diferencias son inconmensurables.

Compañeras y Compañeros,

Lo reitero Chile cambió, 26% de los electores optaron por una alternativa distinta a los dos grandes bloques y rompieron con el duopolio. Hoy la Reforma Tributaria es asumida por la Concertación como una necesidad imperiosa; de la misma manera la Educación Pública ; las Libertades Individuales; cambio al Sistema Político; Nueva Constitución.

Hay quienes tienen legítimas dudas que esto se cumpla, solo dos reflexiones: este ha sido un diálogo de cara al país, esa es la mejor garantía. Si aún así persisten las dudas, preguntémonos si algo de esto puede garantizar la derecha.

A los Socialistas no nos puede dar lo mismo quien gobierne, en ninguna parte del mundo, pero menos en Chile, nos sobran mil razones para eso y sabemos en el fondo de nuestro corazón que no son razones menores.

Con todo el cariño y el afecto que siento por cada uno de los socialistas que compartimos el sueño al que nos convocó Marco, invito fraternalmente a quienes están pensando en anular el voto a meditar profundamente sobre la historia reciente de Chile.
A pensar en el pueblo concertacionista, en sus dirigentes sociales, en los miles de compañeras y compañeros honestos que están en el Partido Socialista, que están con Jorge Arrate o que estuvieron con nosotros. Podremos tener diferencias, era que no, somos socialistas. Pero ellos y nosotros somos los mismos que hasta hace unos meses convivíamos en la misma casa.

El futuro de nuestros sueños y proyectos depende de lo que hagamos ahora, de como la historia recoja lo que hicimos en esta encrucijada, porque para todos los hombres y mujeres de izquierda, es claro, nítido que la derecha le hace muy mal a Chile, por eso voto y votaré siempre contra la derecha, por eso no guardo silencio, por eso no me abstengo, es el mandato supremo de mi conciencia socialista.

Fraternalmente.

Lincoyán Zepeda Varas.