playa_cadenas_Se ha dicho que los vecinos de El Tabo se quejan, a través de la tribuna ofrecida por diario El Líder, sobre problemas en la recolección de basura.

 
En honor a la verdad, tan solo se trata de una vecina la que ha enviado varias cartas a este medio periodístico.

 

 

 

playa_cadenas_

Se ha dicho que los vecinos de El Tabo se quejan, a través de la tribuna ofrecida por diario El Líder, sobre problemas en la recolección de basura.
 
En honor a la verdad, tan solo se trata de una vecina la que ha enviado varias cartas a este medio periodístico.

Nos referimos a doña Ilma Paz de la Cruz quien, casualmente sería cercana a un tristemente conocido personaje, quien a su vez,  es recordado en la comuna de El Tabo por su frustrada postulación a concejal donde obtuvo menos votos que los nulos y blancos.  (21 candidatos sacaron más votos que él).
 
El pueblo ya le dio su veredicto.

Por lo tanto, no es necesario ser físico nuclear para deducir quién está detrás de aquellas denuncias a la prensa. 

Anteriormente, el mismo individuo ya había ocupado la misma artimaña intentando manipular a una dirigente vecinal, de otro sector de la comuna tabina, en contra de la administración municipal, bajo la misma excusa. La limpieza de playas.

Luego, se dice, en plural, que,  “En la sección cartas al director de El Líder los vecinos se desahogan reclamando por la no recolección de basura”.

En realidad “las denuncias” las ha hecho una sola persona.

Doña Ilma Paz de la Cruz, habita en uno de los edificios de El Tabo que están frente a la playa Chépica.

En la temporada estival, como es lógico suponer, la playa, al igual que las del resto del litoral, se repleta de miles de turistas.

La vecina pretende que, luego de cada jornada de verano, el entorno de su edificio amanezca tempranamente, absolutamente libre de cualquier tipo de deshecho, tarea imposible de cumplir dada la cantidad de kilómetros de playa con que cuenta la comuna de El Tabo.

Sin embargo, la prensa provincial, y no solo este medio, ha sido objetiva en este aspecto, entrevistando a distintos alcaldes quienes han manifestado su preocupación por el costo altísimo que implica, para sus respectivas comunas, la recolección de basura durante la época estival.

De hecho existe un proyecto de ley denominado “Ley Cartagena”, propuesto por el alcalde Osvaldo Cartagena, que intenta conseguir aportes financieros, desde las comunas de donde provienen estos miles de turistas, para paliar este déficit.

El alcalde de la comuna de Cartagena argumenta que su administración, con un presupuesto anual de 2 mil millones de pesos no se encuentra en igualdad de condiciones con, por ejemplo, Viña del Mar cuyo presupuesto es de 55 mil millones de pesos anuales.

Cartagena, El Tabo y todas las comunas del Litoral, sufren del mismo colapso veraniego, en lo que a acumulación de basura se refiere.

Sin embargo, para algunos personajes locales, el alcalde de Cartagena está en la razón pero el alcalde tabino, frente a la misma situación, está equivocado y no soluciona el problema.    

Estas opiniones, simplemente, no resisten mayor análisis y son despreciadas por la comunidad en general.

De hecho, el verano 2010 ha sido uno de los más exitosos en cuanto a visita de turistas, ocupación de cabañas y hotelería, utilidades para el comercio local y seguridad ciudadana.
 
La comuna de El Tabo ha obtenido proyectos en infraestructura en salud, educación,  pavimentación y áreas verdes como nunca en su historia.

Nuevos pavimentos en El Tabo

Es cierto que aún resta mucho por hacer, pero no es menos cierto que el camino de progreso en que se avanza es el correcto.

Lo demás es simple chimuchina, sin importancia, de los mismos de siempre.

Nada nuevo bajo el sol.