Almirante Edmundo González y TVNTuristas y residentes del litoral central fueron testigos del fatal error.

El comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González, reconoció la responsabilidad de la institución en no alertar a la población costera del Maule y el Biobío sobre el tsunami que se provocó tras el terremoto de 8,8 grados Richter que asoló el centro-sur de Chile el pasado 27 de febrero.

 

Almirante Edmundo González y TVN

Turistas y residentes del litoral central fueron testigos del fatal error.

El comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González, reconoció la responsabilidad de la institución en no alertar a la población costera del Maule y el Biobío sobre el tsunami que se provocó tras el terremoto de 8,8 grados Richter que asoló el centro-sur de Chile el pasado 27 de febrero.

“Fuimos poco claros en la alerta de tsunami y compartimos responsabilidad de muchas muertes”, reconoció el oficial a TVN.

González añadió: “La Presidenta llamó al SHOA, Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada, aproximadamente como a las 05:15 horas de la madrugada, para ver si se mantenía o no se mantenía la alerta que nosotros mismos habíamos dado hace aproximadamente una hora 10 atrás”.

“Compartimos esa responsabilidad, lo digo con toda honestidad, lo lamentamos mucho, pero la verdad es que la situación fue así, vale decir la Presidenta hizo lo correcto, le preguntó al organismo técnico que corresponde y nosotros fuimos poco claros”.

El almirante reconoce haber avisado a las gobernaciones marítimas y a las capitanías de puerto, a las 4:07 y a la Onemi vía Fax. Pero estos últimos dicen que el fax estaba ilegible.

¿Como se explica que, con los avances tecnológicos existentes en comunicaciones, se avise algo tan grave y urgente mediante un Fax?.

Los Fax, no solo están obsoletos sino que, funcionan a través de una simple línea telefónica. Es sabido el estado de las comunicaciones telefónicas luego de un terremoto.

Esto explicaría lo afirmado por la Onemi. El Fax estaba ilegible.

Por otra parte, quienes viven en el borde costero saben perfectamente que la Gobernación marítima, a pesar de estar informada según versión de su almirante, no avisó a la ciudadanía de este inminente peligro.

Se debe recordar que, luego del terremoto de 1985 el helicóptero de la Armada, con base en San Antonio, recorrió el litoral dando distintos avisos por alto parlante.

Ese fatal sábado, cerca de las 5 de la mañana, otros organismos avisaron por el litoral con alto parlantes, basándose en datos de la Armada, que ya no existía riesgo de tsunami. Sin embargo, a las 6 AM, olas gigantes inundaban la ciudad de Constitución.

La Armada nunca decretó la alerta de tsunami y así lo informaron los medios informativos esa madrugada. Ya es sabido el resultado.