Jorge Lavandero en Chuquicamata

Ex Senador Jorge Lavandero renace, luego del montaje mediático y judicial que lo dejó, por largo tiempo, fuera de la política y que lo privó de la libertad.

Su pecado fue denunciar a las trasnacionales, empresas que no pagan royalty, eluden cancelar los impuestos al Estado con argucias contables que “demuestran gruesas pérdidas de operación” y se llevan las utilidades reales a sus casas matrices, obviamente en el extranjero.

 

Jorge Lavandero en Chuquicamata

Ex Senador Jorge Lavandero renace, luego del montaje mediático y judicial que lo dejó, por largo tiempo, fuera de la política y que lo privó de la libertad.

Su pecado fue denunciar a las trasnacionales, empresas que no pagan royalty, eluden cancelar los impuestos al Estado con argucias contables que “demuestran gruesas pérdidas de operación” y se llevan las utilidades reales a sus casas matrices, obviamente en el extranjero.

Sin embargo, Lavandero ha vuelto y, en el siguiente artículo, detalla el mecanismo con que las mineras extranjeras, que explotan los dos tercios del cobre chileno, eluden impuestos y royalty en Chile.

Jorge Lavandero IllanesPor: Jorge Lavandero Illanes.

Las empresas extranjeras y nacionales deberían tener dos tipos de cargas.

La 1a. son los impuestos a las ganancias.

En chile deben pagar un impuesto de primera categoría que es de un 17%, pero solo es un crédito que el estado se los devuelve, y si es nacional, deben pagar un 40%. No la empresa, sino los accionistas cuando reciben un dividendo y este alcanza a un 35%, cuando la empresa es extranjera.

Pero por distintas razones, las empresas juegan a no tener utilidades aparentes mediante amortizaciones aceleradas, ventas de futuro, disminución de los contenidos en los concentrados de cobre ect. ect. al punto que, de las 44 empresas más grandes mineras, solo dos han pagado esporádicamente impuestos.

Desde luego se les devuelven los valores aduaneros, el IVA, las patentes, que lo cargan como gasto.

En definitiva, pagan solo por los intereses – un 4% – por los capitales que han traído de sus financieras en paraísos tributarios como las Bermudas, por tanto todo lo que pagan es el 4% sobre los intereses enviados a sus filiales financieras.

Esto se hace mediante la amortización acelerada, sistema que tienen para amortizar el crédito-capital que han traído rápidamente y él se paga prioritariamente, en tres años con lo cual, las empresas no demuestran utilidades sino perdidas.

Las ventas de futuro se hacen por los minerales, a un precio más bajo que el mercado y a futuro, se recompra a su filial o relacionada a un precio más alto, dejando utilidades fuera y perdidas en Chile.

El examen de los concentrados lo hacen empresas relacionadas, que son las mismas que los reciben en puertos de destino, por eso los pequeños mineros declaran como contenido hasta un 42% como contenidos de mineral en el concentrado y…usan elementos menos sofisticados para obtener el concentrado, que las grandes empresas que tienen tecnología de punta, para declarar un 32% de contenido de mineral en sus embarques.

Los embarques y sus fletes son en barcos de sus filiales, lo mismo por los seguros.

Como se ve, si el contenido que declaran es sobre un 32%, quiere decir que el otro 68%, es material estéril, rocas sin valor, pero por esas rocas pagamos fletes y seguros.

Esta es la razón por la cual no quieren fundir y refinar el cobre en Chile.

Fundido o refinado en Chile no podrían hacer ninguna de estas trampas.

Como ultimo botón, estas empresas se organizan como empresas contractuales y no como sociedades anónimas, para tener un régimen especial, que el estado ha reservado a los pequeños empresarios mineros y que pueden gozar de algunas ventajas tributarias para estimular a los mineros más pequeños.

Esta es la historia de la tributación de estas empresas extranjeras que explotan nuestro cobre, al punto que los precios de venta por tonelada de cobre, son más bajos que los de Codelco y los costos por toneladas exportadas son mucho más altos.

No obstante que las minas que explota Codelco ya han sido explotadas por años y su ley de fino es ya más baja en los contenidos minerales, por tanto sus costos son muy superiores.

Pero así y todo, con todos los problemas administrativos y explotando 1/3 de cobre Chileno, le han aportado más recursos al estado que todo el sector privado junto, incluida las multinacionales que explotan los 2/3 de nuestro cobre.

Chile además tiene las tasas impositivas o cargas tributarias más bajas del mundo, la mitad que la de cualquier otro país minero y aún así no la pagan y la eluden o la evaden.

Jorge Lavandero y Hugo Chávez

El ROYALTY, la 2A. que no pagan

Si una persona quiere instalar una fábrica de zapatos, tiene que tener el capital para la maquinaria, pagar a los obreros y por las utilidades pagar impuesto.

¿Qué otra cosa necesita?.

Necesita el cuero para fabricar zapatos, la materia prima, el cuero, tiene que comprarlo.-

¿Si una empresa minera se instala en Chile que tiene que hacer?.

Lo mismo que en el caso de la empresa que fabrica zapatos, tener el capital para la maquinaria, pagar a los obreros, por las utilidades pagar los impuestos y comprar la materia prima, el cobre, que le pertenece por la Constitución a todos los chilenos, vale decir el Estado.

Por tanto, el royalty es un precio a pagar por sacar el cobre, que es de todos los Chilenos, y así es en el mundo entero y fluctúa entre un 10 % de las ventas hasta un 35%.

Muchos países tienen dos royalty. Uno país y el otro estadual desde donde se saca.

El cobre es un recurso natural no renovable, es decir se agota, por eso es aún más necesario pagar por él ya que se agotará en las regiones desde donde se extrae.
 
Ya en la colonia, porque las Américas, descubierta por Colon en nombre del Rey – territorios pertenecientes al Rey, este cobraba por explotar la tierra y las minas un quinto real. De allí viene el nombre de “Quinto real, Regal-ía o Royal-ty.

Cuando en la colonia, estos territorios se hicieron republicas, ese quinto real o Royalty pasó a financiar los nacientes estados independientes que se formaron.

El rey cobraba el royalty, boca mina, a la salida de la mina, así no podían hacer trampas con impuestos, ni otras maromas.

El rey era más sabio que los actuales legisladores, porque ahora no pagan ni impuestos, ni el “Quinto Real”, que obligadamente se le pagaba al rey, y la pena del no pago era la cárcel.

Hoy día el que roba los impuestos del estado para que este pueda atender a los más débiles o desprotegidos o los que viven de su trabajo, se llaman financistas.

Es el nuevo idioma semántico que en economía se usa para disfrazar el robo.