Guillermo Donoso Harris, Director Nacional INIA

Mientras su director hacía una discurso altruista acerca de que los funcionarios del INIA pudieran dedicarse a escribir cuentos, participar en concursos literarios o a la fotografía y el paisajismo mas de 130 profesionales, investigadores, muchos con altos grados académicos estaban en el mismo instante siendo despedidos; en forma simultanea, este viernes pasado, en todas las oficinas regionales del INIA.  

   

El objetivo sería hacer un ordenamiento económico de las malas finanzas de la institución dependiente del Ministerio de Agricultura.El Instituto Nacional de Investigación Agrepecuaria tiene una larga trayectoria y prestigio académico a nivel nacional e internacional. Hoy entró en la mira del proyecto de cambios del gobierno de la Alianza neoliberal en Chile.

Los 130 son, según fuentes de INIA, solo el comienzo de una serie de despidos que próximamente afectará al plantel técnico-administrativo de cada Centro Regional de Investigación (CRI) para finalizar con el plantel operario; jornaleros y trabajadores diversos que verán finalizada su fuente de ingresos en una de las Instituciones que ha significado un aporte vital al desarrollo agropecuario nacional.

El plan de acción o “procesos de ajuste” como Donoso Harris llama a los despidos en su Facebook fue un operativo vilmente calculado; se ejecutó en forma simultanea en todos los Centros Regionales, a la misma hora y a los despedidos se les solicitó hacer entrega de ordenadores, llaves y recursos de los cuales disponían.

El proceso se hizo en base a un aviso de transformaciones previo en el que el mismo Donoso Harris informó de “cambios” en la forma de llevar a cabo el trabajo en el INIA, en el cual se “externalizaría” una parte de los servicios que prestan los funcionarios del INIA a su institución creando una especie de sistemas de bonificaciones y puntaje luego de una reducción del sueldo base de todos.

De echo se informa que INIA, dependiente del Ministerio de Agricultura, tiene una mala administración económica desde hace años. Posiblemente porque se considera que el desarrollo y la investigación en ese rubro no es un negocio rentable a largo plazo, talvez porque las empresas solo tienen una participación virtual de los proyectos de Investigación o porque el actual proyecto neoliberal en curso pretende “liberar” al estado de sus obligaciones con el futuro de Chile en el área agropecuaria y de los recursos agropecuarios de Chile

Una simple consulta en Google nos muestra la grave preocupación de los Centros Regionales. La medida estaría afectando directa o indirectamente a mas de 1000 empleos en todo el país. Naturalmente en estas cifras no se considera a las familias de ese millar, obviamente sustentores todos, que desde el viernes pasado dejaran de tener un trabajo y un objetivo en sus vida con los altruistas proyectos de investigación que muchos de ellos desarrollaban.

Ya son varios diputados y senadores de distintas bancadas que estarían siendo parte de la reacción de las medidas tomadas por el recién nombrado – por el Presidente Piñera – Director del INIA.

Guillermo Donoso Harris, (hoy apodado por sus subalternos como “Harry el Sucio”) titulado de la Universidad Católica de Chile y Ph.D en Agricultural and Resource Economics, de la University of Maryland le sobran razones para sentir pena por los despidos en su página de Facebook.

Mientras municipios e instituciones públicas tratan por todos los medios impedir que sus funcionarios pierdan el tiempo en las redes sociales de la Internet, Donoso Harris pareciera dedicarle parte de su trabajo al “me gusta” de Facebook.

Algunos funcionarios despedidos nos comentan que hay algo de psicótico en la forma de llevar a cabo “el ajuste” a la modalidad de no injerencia ni participación del Estado en los asuntos económicos, de investigación, de cultura, de ciencia, educación que a fin de cuentas comprende el plan neoliberal- opus dei del actual régimen que vive Chile.