Av. Las Salinas. Las Cruces.

Sorpresa causó la información entregada por altoparlantes a la comunidad, desde el escenario municipal instalado en playa Chica de Las Cruces, la noche del día jueves 17 de Febrero. Allí, públicamente se informó que la fiesta planificada para esa noche, en el Polideportivo del balneario, había sido suspendida debido a que la Municipalidad de El Tabo había negado la autorización.

Ante esta falsedad, Alcalde, Emilio Jorquera entregó declaración pública.

 Av. Las Salinas. Las Cruces.

Sorpresa causó la información entregada por altoparlantes a la comunidad, desde el escenario municipal instalado en playa Chica de Las Cruces, la noche del día jueves 17 de Febrero. Allí, públicamente se informó que la fiesta planificada para esa noche, en el Polideportivo del balneario, había sido suspendida debido a que la Municipalidad de El Tabo había negado la autorización.

Ante esta falsedad, Alcalde, Emilio Jorquera entregó declaración pública.

Esta actividad estaba enmarcada dentro de la semana crucina organizada por el Club Social y Deportivo Las Cruces y se agregó, fuera de la programación pre establecida, debido al éxito logrado en una fiesta similar realizada el sábado anterior en el mismo espacio deportivo.

La sorpresa se debe a que, la suspensión de esta fiesta fue decidida por los propios organizadores del evento ya que, al momento de cancelar el permiso municipal, consideraron que el costo, unos $ 57.000, era muy elevado.  Esta respuesta la entregó por escrito al municipio tabino, Alfonso Muñoz Aravena, presidente del Club Deportivo de Las Cruces.

La Municipalidad de El Tabo aporta, para el desarrollo de la semana crucina,  algo más de 950 mil pesos, costeando diplomas, premiaciones, infraestructura e instalación, sin considerar gastos en electricidad, valor por horas hombre donde colabora personal de seguridad y funcionarios municipales.

Por otra parte, el propio alcalde, Emilio Jorquera, ha gestionado en muchas ocasiones colaboración de particulares y empresas para el financiamiento de estas actividades.

Cabe señalar que estas fiestas son lucrativas para los organizadores quienes cobran entrada, sin previo aviso y por cuenta propia, $ 1.000 por persona y se comercializan alimentos e incluso venta de alcohol.

En definitiva, la suspensión de la fiesta del jueves fue decidida por los propios organizadores y no por el municipio tabino, según consta en un documento firmado por Alfonso Muñoz.

Es por ello que no resulta comprensible ni coherente la falsa información publicitada, en contra de la municipalidad de El Tabo,desde su propio escenario instalado en playa chica de Las Cruces, cedido gratuitamente para el desarrollo de las distintas actividades incluidas en la semana crucina.

A continuación, entregamos declaración pública del alcalde de El Tabo, Emilio Jorquera Romero.

 Alcalde Emilio Jorquera y semana crucina

Aclaración Municipal

Estimados Vecinos:

Quiero aclarar las desafortunadas declaraciones que se realizaron por altavoces el día 17 de febrero en la Playa Las Cadenas durante la “Semana Crucina”, en relación a  una supuesta falta de compromiso que la I. Municipalidad de El Tabo habría tenido con esta actividad,  donde se informó que el municipio no había autorizado los permisos para la fiesta enmarcada en la celebración de esta semana, programada para esa misma noche en el Polideportivo Municipal de Las Cruces.

Frente a lo anterior, deseo desmentir esta información y aclarar que el municipio ha trabajado en conjunto con los organizadores,ayudando en todo lo necesario para su realización.

La razón de la suspensión de este evento en particular se debe a que el presidente del Club Deportivo Las Cruces, el Sr. Alfonso Muñoz Aravena, consideró que el costo de los permisos municipales eran muy elevados ($56.522) y decidió no llevar a cabo la fiesta.

También me gustaría informar que la I. Municipalidad de El Tabo ha asumido para la organización de la “Semana Crucina” un monto superior a los $950.000, donde ha dispuesto personal y recintos municipales para esta causa (medallas, trofeos, monitores, escenario,electricidad, recintos deportivos, etc).

En resumen, la suspensión del evento del día 17 de febrero fue una decisión de la organización de la “Semana Crucina” y el cobro de estos permisos están normados por la Ordenanza Municipal, siendo estos obligatorios para todos quienes realicen este tipo de actividades recreativas en recintos municipales y no responden a un capricho de las autoridades por obtener un beneficio económico.
 
No es mi afán entrar en polémica con quienes realizan  este tipo de iniciativas, que siempre hemos apoyado, pero me interesa que la información que se entregue sea veraz y que no se distorsionen los hechos. El municipio jamás ha intentado entorpecer una celebración tan importante para la comuna, ya que contribuyen al desarrollo integral de los vecinos que es por quienes trabajamos día a día.

Saluda Atentamente,

Emilio Jorquera Romero
Alcalde
I. Municipalidad de El Tabo