Imagen no miente. Más de 100 personas.Incidentes se produjeron en lugar de la marcha autorizado por intendente y resguardado por Carabineros.

La marcha estudiantil por el centro de Santiago, la principal actividad de una nueva jornada nacional de movilización por la educación pública, se transformó, en los hechos, en un enorme acto de desobediencia civil, al desafiar la prohibición de la Intedencia de Santiago, de iniciarla en Plaza Italia.

 

Imagen no miente. Más de 100 personas.Incidentes se produjeron en lugar de la marcha autorizado por intendente y resguardado por Carabineros.

La marcha estudiantil por el centro de Santiago, la principal actividad de una nueva jornada nacional de movilización por la educación pública, se transformó, en los hechos, en un enorme acto de desobediencia civil, al desafiar la prohibición de la Intedencia de Santiago, de iniciarla en Plaza Italia.

 

Con miles de manifestantes reunidos en la Plaza Italia, la Intendencia finalmente tuvo que ceder y autorizar la marcha desde el epicentro de Santiago por la Alameda, tal como lo habían solicitado los convocantes.

Según señaló el intendente metropolitano, Fernando Echeverría, debieron llamar a carabineros que custodiaban la Plaza Italia para permitir que los manifestantes, que ya se atochaban en el lugar, avanzaran por la Alameda.

Fotógrafo: Ariel Marinkovic Carrasco

Marcha 14 de Julio por Alameda, pese a prohibición del gobiernoA las 11:00 hrs, no había ningún manifestante frente a la Casa Central de la Universidad de Santiago, en Estación Central, donde estaba autorizada la marcha. En cambio, desde las 10:00 hrs, miles de estudiantes se congregaban  en Plaza Italia, al punto que el Intendente de Santiago, Fernando Echeverría, debió llamar personalmente al coronel Víctor Tapia, el oficial a cargo del dispositivo de seguridad, para que autorizara la marcha.

Esto dió lugar a una ácida polémica entre el Intendente Metropolitano y el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett.
Zalaquett dijo, en radio Cooperativa:Imagen aportada por el twitero @Ignaciogac
“El intendente me dijo que no podía hacer más porque esto ya era un hecho de la causa y que cualquier cosa que se hiciera iba a generar más problemas. Obviamente que hacer algo en este minuto sería algo tremendamente imprudente, pero yo no logro entender por qué no se previó cuando sabían desde ayer que lo estaban pulseteando, le estaban tomando la mano. Aquí la sensación que hay es que aquí se puede hacer cualquier cosa. Esto es el caos. Los hechos hablan por sí mismos”.

A lo que Echeverría respondió:
“¿Qué pretendía el alcalde? ¿El alcalde pretendía que aplicáramos toda la fuerza y que tuviéramos una batalla campal en la Plaza Italia?, ¿eso pretendía el alcalde? Yo pienso que Carabineros ha actuado con prudencia. Uno tiene que actuar según las circunstancias, no tiene por qué cerrarse en una cosa. Yo lo que sí digo es que cualquier desmán que haya es de exclusiva responsabilidad de la intransigencia de los organizadores que no han sido capaces de dialogar. Ellos de adrede cambiaron el lugar en el último minuto, pues fue el presidente del Colegio de Profesores, quién sugirió realizar la marcha desde el frontis de la USACh”. Posteriormente, Jaime Gajardo desmentiría estos dichos.

A su turno, el Coronel Víctor Tapia señaló:
Marcha se inicia en Plaza Italia“La conformación de la masa tiene mucha presencia de niños, por lo cual no era conveniente una disolución”.

Como fuera, el hecho es que hacia el mediodía, una cantidad enorme de personas marchaba por la Alameda rumbo al poniente.

Pasadas las 13:00 hrs., el acto oficial debió ser interrumpido debido a los primeros incidentes y el accionar de Carabineros. Carabineros intentaba disolver marcha con el carro lanzaaguas y bombas lacrimógenas, mientras encapuchados arrojaban piedras.

 “Ya comenzó nuestro acto, ojalá que los gritos del Alcalde y el Intendente no provoquen a esta pacífica manifestación. Este movimiento es grande, contundente y transversal. Da tristeza que la Intendencia pida actuar a Carabineros en una marcha pacífica”, había alcanzado a manifestar por twitter el Presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo.

Camila Vallejo: “Queremos demostrarle al Presidente que el Gran Acuerdo Nacional es unilateral”.

“Las dos vías de la Alameda copadas. La nueva Constitución para el nuevo Chile está naciendo en las calles”, comentó el ecologista Luis Mariano Rendón en Twitter.

Alumnas del Liceo Carmela Carvajal marcharon en pijama, porque “nadie les quita sus sueños”, decían.

Un grupo de profesores de Chillán llegaron a la manifestación capitalina. También trabajadores de la salud se unieron a la movilización en Santiago convocada por los universitarios. 

En Valparaíso, en tanto, miles de estudiantes se congregaron en la Plaza Sotomayor para marchar por las calles del puerto. Mientras que en Concepción, los manifestantes partieron desde la Plaza Condell hacia el centro.

Esta nueva movilización  contó con el apoyo de una serie de organizaciones civiles, agrupadas en el Frente por la Educación, entre las que se cuentan Conupia – que agrupa a las micro y pequeñas empresas – la Federación Nacional de Pobladores, los trabajadores del cobre, el Consejo Nacional de Trabajadores de las Universidades Chilenas, los estudiantes mapuche, entre otros.

Asimismo, en el marco de sus propias demandas actores sociales como los trabajadores portuarios paralizaron hoy sus actividades por dos horas, también en respaldo a las demandas estudiantiles. Lo mismo hicieron choferes del Transantiago agrupados en la Confederación Nacional de Trabajadores Unitarios del Transporte Público.

Movimiento estudiantil suma actores para generar Gran Acuerdo Social por la Educación

Asociaciones gremiales, sindicales y ciudadanas se unieron al movimiento estudiantil- representado por universitarios, secundarios y profesores – para constituir un Frente Social para la educación que busca generar una propuesta que sirva de contrapeso al Acuerdo GANE, anunciado por el Gobierno.

Un Gran Acuerdo Social por la Educación es lo que busca generar el movimiento estudiantil con el apoyo de diversas organizaciones gremiales y sindicales que constituyen lo que se denominó como Frente por la Educación.

La idea es generar una propuesta que sirva como contrapeso al Acuerdo GANE propiciado por el Gobierno ya que, según los dirigentes, corresponde a una política continuista que no aborda los problemas estructurales que enfrenta el sistema educacional chileno y que tampoco responde a las inquietudes de la ciudadanía en este tema, como el acceso a una educación gratuita y de calidad.

En esa línea, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Camila Vallejo, comentó que refuerzan la convocatoria “a alcanzar un consenso social por la educación. Hoy este movimiento no es solamente estudiantil ni de los profesores, sino que de todos los actores que tienen un interés particular por mejorar la educación en Chile para las próximas generaciones y para el desarrollo del país”.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Los Lagos, Patricio Contreras, advirtió la necesidad de ofrecer un proyecto donde la ciudadanía sea protagonista para que la decisión final no quede en manos de la clase política.

“Ya tenemos una mala experiencia y recordamos la Revolución de los Pingüinos de 2006 donde la Concertación y la Alianza terminaron firmando la LGE sin tomar en cuenta lo que había sido planteado. Queremos generar,  junto a todo el país, una propuesta en educación y estamos trabajando en esa plataforma”, dijo Contreras.

El Frente está integrado por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios y el Colegio de Profesores.  A ellos se suma el respaldo de Conupia – que agrupa a las micro y pequeñas empresas – la Federación Nacional de Pobladores, los trabajadores del cobre, el Consejo Nacional de Trabajadores de las Universidades Chilenas, los estudiantes mapuche, entre otros.

Según comentó el vocero de la Federación Nacional de Pobladores, Rafael Soto, las demandas estudiantiles representan las reivindicaciones de los sectores más vulnerables del país que, precisamente, son los que salen a la calle a exigir una educación más justa.

“La mayor parte de los hijos y hermanos de los pobladores son los que hoy están marchando. Por eso nos sumamos a la propuesta que la gente joven está haciendo para poder mejorar la educación en Chile”, afirmó Soto.

Por su parte, el presidente de Conupia, Pedro Davis, indicó que la crisis educacional trasciende a los petitorios de los diferentes actores de la educación y que como gremio comparten muchos de los problemas que afectan a los estudiantes, como el sobreendeudamiento.

“Ocho de cada diez estudiantes de educación superior termina siendo micro o pequeño empresario o llega a trabajar en este tipo de compañías y nosotros somos solidarios con ellos. Adicionalmente, los problemas que ellos tienen para pagar la universidad, los convierten en esclavos del sistema financiero, misma situación que viven las Pymes. Compartimos entonces dolores similares y nos parece que el país tiene que buscar un acuerdo con todos los actores y no sólo entre el Gobierno y el Parlamento”, sostuvo Davis.

Las distintas entidades convocadas en este Frente Social por la Educación participarán de una reunión este viernes en donde se delinearán las líneas fundamentales que tendrá este acuerdo ciudadano.

Por parte del gobierno, la vocera Ena von Baer, quiso bajar el perfil a esta marcha señalando que “el movimiento estudiantil ya está en decadencia”. Para diversos analistas, con estas declaraciones, la vocera de gobierno solo logrará echar más bencina a la hoguera.

Por: Red Diario Digital y Las Noticias de El Tabo