Incompabilidades y conflictos de interses de concejal García en El Tabo.

Por: José V. Medina Z.

En el marco de una modificación a la iniciativa FAGEM (Fondo de Apoyo al Mejoramiento de la Gestión), solicitada por Educación  (Acta N° 16 del 07-06-2011. Hoja 9), se produjo un diálogo entre el DAEM, Luis Díaz Soto, y el concejal Fernando García, que culminó con el siguiente “ninguneo”, insolencia y exabrupto del concejal.

Incompabilidades y conflictos de interses de concejal García en El Tabo.Por: José V. Medina Z.

En el marco de una modificación a la iniciativa FAGEM (Fondo de Apoyo al Mejoramiento de la Gestión), solicitada por el director de educación (Acta N° 16 del 07-06-2011. Hoja 9), se produjo un diálogo entre el DAEM, Luis Díaz Soto, y el concejal Fernando García, que culminó con el siguiente “ninguneo”, insolencia y exabrupto de parte del concejal.

 

 

FERNANDO GARCÍA JOFRÉ: “Que quede en acta señor Presidente que yo no vengo a discutir con el empleado de la Municipalidad”.

Al revisar algunas actas de concejo, se pueden constatar continuas discusiones, en este tenor, entre el concejal García y el DAEM de El Tabo, Luis Díaz Soto.

Recordemos que Fernando García, aparte de concejal, es profesor en el colegio El Tabo y por lo tanto elDAEM de la comuna de El Tabo, Luis Díaz Soto. DAEM es su jefe. Es decir, el concejal también es empleado de la municipalidad de El Tabo puesto que, en esta comuna, los colegios son municipalizados. García menospreció al DAEM, su superior, encarándole su calidad de empleado o funcionario municipal en circunstancias  que él también lo es.

¿Deberiamos entender, luego de su comentario, que para el profesor García los empleados municipales pertenecen a una clase inferior ante los  que no correspondería rebajarse, manteniendo discusión o diálogo alguno?. 

Este episodio corrobora lo afirmado por este medio en anteriores notas. En este caso existe un conflicto de incompatibilidades y, en algunas ocasiones, conflicto de intereses entre el cargo de profesor y el de concejal.

Por una parte, Fernando García es subalterno del DAEM y por otra, le corresponde fiscalizarlo desde su cargo de concejal. Para empeorar la situación, García preside la comisión de educación al interior del concejo municipal.

Fernando García, en distintas oportunidades ha manifestado actuar bajo principios éticos, valóricos y morales, predicando la honestidad y la corrección, como ejemplo para su alumnado.

Siendo consecuente con esta prédica, lo mínimo que se esperaría del concejal Fernando García es que renunciara a la comisión de educación y se inhabilitara en aquellas reuniones de concejo donde se discutan o traten temas relacionados con este departamento, al cual él también pertenece.

Sería un hermoso gesto ético y probablemente sería agradecido tanto por alumnos como por los  apoderados del Colegio El Tabo.

Más loable sería que se disculpara, ante los funcionarios municipales y sus colegas profesores, por su desafortunado y despectivo comentario. LNT.

DAEM Luis Díaz Soto y concejal Luis García Jofré.

Datos: Fernando García percibe un sueldo como profesor de $ 707.584 líquidos (al mes de Marzo), y otro como concejal,  $ 453.528 ( al mes de Marzo) los que sumaron, en Marzo, $ 1.161.112. Dineros públicos por los que la ciudadanía esperaría, al menos, un buen desempeño. 

Las remuneraciones y horas extras del personal municipal están disponibles en la página de Transparencia Municipal y pueden ser revisadas haciendo Click Aquí.