Marcelo Castillo, presidente del Colegio de Periodistas y Raúl Flores, director de Dilemas.cl A las 11.50 horas me encontraba reporteando la marcha estudiantil que se desplazaba por el Parque General Baquedano hacia el sur. Desde un vehículo policial se les indicaba a los estudiantes que la marcha no estaba autorizada y que debían despejar la calzada.

Marcelo Castillo, presidente del Colegio de Periodistas y Raúl Flores, director de Dilemas.cl A las 11.50 horas me encontraba reporteando la marcha estudiantil que se desplazaba por el Parque General Baquedano hacia el sur. Desde un vehículo policial se les indicaba a los estudiantes que la marcha no estaba autorizada y que debían despejar la calzada.

Al llegar a calle Curicó, Carabineros que desplegaba un contingente de a pié y varios carros policiales tras la marcha, abre paso a los carros lanzaaguas y procede a dispersar la marcha. Los estudiantes corren en todas direcciones, preferentemente hacia el sur y el oriente dado que los carros policiales se desplazaban por la calzada poniente.

Me desplazo por el medio del parque hasta la calle Jofré con Parque Bustamante costado oriente. Un carro lanzaaguas viene de sur a norte por dicha calzada. Me llamó la atención el despliegue policial y con mi cámara fotográfica en mano y credencial a la vista procedo a fotografiar la acción policial. El carro lanzó un chorro de agua, me mojó superficialmente en la parte superior del cuerpo, pero seguí fotografiando. Siempre desde la vereda y el carro en la calzada.

Sorpresivamente, un piquete de carabineros me toma por los hombros y me suben a un bus policial que se encontraba a pocos metros del carro lanzaaguas. Yo grité que era periodista, mostraba mi credencial, pero fue en vano. Mi detención se produjo a las 12.10 horas.

En el bus policial de Fuerzas Especiales un carabinero me ordena que le entregue todos mis implementos. Yo había comenzado a hablar por celular para informarle a un colega del periódico digital que estaba siendo detenido. En un momento comencé a grabar con mi grabadora de sonido el dialogo que se producía con el carabinero. Me ordenó entregarle todas las cosas, así lo hice. Incluso contaron el dinero que llevaba. Lo más grave a mi entender, es que un carabinero me señalaba que no le intimidaban las cámaras ni los periodistas.

Se llevaron mis cosas para la parte delantera del bus, y yo quedé en la parte trasera. Siempre vigilado por un policía. Luego detuvieron a cuatro jóvenes más, tres de ellos menores de edad. El bus se estacionó por más de una hora en las cercanías del lugar, en calle Marín entre Vicuña Mackenna y Portugal.

Cerca de las 14.00 me dijeron que sería llevado a la 19 Comisaría de Miguel Claro. Más tarde cambian de opinión y me dicen que dejarán a los menores de edad en la 18 Comisaría de Irarrázaval. Y a mi me llevarían a la 33 Comisaría.

Al final me bajan en la 18. Me llevan a una recepción y de allí a una sala amoblada con varios pupitres, Me siento me pasan mis cosas, me piden que firme un documento donde me señalaban mis derechos. Reviso mis cosas, y les digo que no firmo nada pues me habían borrado el material de la cámara fotográfica y la de sonido. Me comienzan a filmar.

Yo no quería tomar ni la cámara y la grabadora, pues señalé que haría un reclamo formal. Me dicen que las tome que me trasladarían a otro lugar.

Cámaras e implementos.Logré tomar una fotografía desde mi celular a la cámara fotográfica y grabadora en el pupitre, que adjunto. Le digo a una oficial que exijo que quede establecido el borrado del material periodístico. Inmediatamente iniciaron con mayor rapidez los procedimientos, que hasta ese minuto eran lentísimos, tanto por la cantidad de detenidos como problemas en el sistema computacional. Habla conmigo un oficial de Relaciones Públicas y Comunicaciones de Carabineros.

También ingresó un veedor del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Más tarde hago el reclamo formal por la perdida del material periodístico. Hasta que a las 18.30 horas aproximadamente, me dejaron en libertad.

Agradezco, la presencia del presidente del Colegio de Periodistas, que se comunicó conmigo y que esperó mi salida desde la Comisaría. Igualmente a muchos colegas que me expresaron su solidaridad.

Raúl Flores Castillo www.dilemas.cl
Registro Nacional Nº 4.979
Colegio de Periodistas de Chile
8 de septiembre del 2011