Richard Copier y Fernando García

Al iniciar esta carta, debo recordarles a los señores concejales que sus  reuniones, por ley, son públicas y al ser elevadas a la página web municipal estas quedan al alcance de todos los ciudadanos.

Frente a las informaciones agraviantes e inexactas realizadas por el concejal Richard Copier en contra de mi persona, durante la reunión de concejo nro. 23 del día 9-08-2011 y que se encuentran publicadas en la página web municipal, convirtiendo estas declaraciones en públicas, vengo a señalar lo siguiente.

Richard Copier y Fernando García

Al iniciar esta carta, debo recordarles a los señores concejales que sus reuniones, por ley, son públicas y al ser elevadas a la página web municipal estas quedan al alcance de todos los ciudadanos.

Frente a las informaciones agraviantes e inexactas realizadas por el concejal Richard Copier en contra de mi persona, durante la reunión de concejo nro. 23 del día 9-08-2011 y que se encuentran publicadas en la página web municipal, convirtiendo estas declaraciones en públicas, vengo a señalar lo siguiente.

En reiteradas ocasiones, dos integrantes del concejo municipal de la comuna de El Tabo, Richard Copier y Fernando García, han realizado declaraciones y comentarios despectivos y falsos en contra de funcionarios municipales los que, generalmente no se encuentran presentes en dichas reuniones. Cabe recordar que estas reuniones, a diferencia del anterior concejo municipal, se realizan en horario laboral lo que impide a los funcionarios municipales y a muchos ciudadanos asistir a ellas.

Lo más grave  es que estas se realizan con un absoluto desconocimiento de las materias aludidas o con una manifiesta mala intención como se los voy a comprobar a continuación.

Richard Copier ha declarado lo siguiente:

SR. COPIER  Acta 23. Hoja 35
Presidente,  yo  pedí  hace  más  de  un  mes,  un  informe  sobre    sumario  administrativo  por  el Informe  12  de  la  Contraloría,  si  el  señor Medina  devolvió  los  recursos  a  la Municipalidad;  El sueldo que se ganó durante dos o tres meses sin ejecutar el trabajo, para lo cual fue contratado, lo decía expresamente ese  informe y no me ha  llegado respuesta de si se hizo el sumario. Eso no más Presidente, gracias.

Debo aclarar al señor Copier que dicho sumario aún no concluye y que durante el mes de septiembre recién pasado, me entrevisté con la funcionaria contralora a cargo de esta investigación.

Al no concluir, no podrían existir medidas disciplinarias donde se mencionen devoluciones  de sueldos o dineros, tal como acusa irresponsablemente el concejal Copier.

En definitiva, no han existido medidas disciplinarias en mi contra. Lo señalado por el concejal es absolutamente falso, producto de su imaginación, de sus malas fuentes y/o producto de un problema de comprensión de lectura.

Los hechos mencionados en ese sumario acontecieron el año 2008 y se refieren a unas actas que no fueron elevadas a la página web.

En aquella época no era obligación hacerlo, pero yo, por iniciativa propia y sin ninguna instrucción de algún superior, lo empecé a hacer, subiendo un resumen de estas reuniones con la finalidad de mejorar la imagen de la página municipal.

Sin embargo, dos o tres de ellas no alcanzaron a ser subidas a la web. En mi informe de trabajo indicaba que las actas se subían y, al no estar todas, se estimó que no estaba cumpliendo con la labor informada.

Dicho de otra forma, si no hubiese subido ningún acta a la página, no habría mencionado ese dato en mi informe y no existiría sumario alguno.

Por otra parte, los organismos públicos no pueden entregar información sobre un sumario que aún no concluye y donde, por tanto, no existen sanciones. Es decir, la solicitud de Richard Copier no puede ser acogida por nuestro municipio.

En otras innumerables ocasiones, el concejal Copier también me ha aludido sobre un supuesto atraso en la mantención de la página de transparencia, situación que no es de mi responsabilidad.   

Considero las declaraciones PÚBLICAS emitidas por el concejal Copier no solo agraviantes e injuriantes sino que reiterativas lo que las convierten en persecutorias en contra de mi persona.

El Concejal García, en la misma reunión de concejo, opinó lo siguiente.

Señor Presidente, solicitar que el funcionario que está a cargo de la página de transparencia, la mantenga al día, creo que allí hay un funcionario que se le paga para eso y no está cumpliendo su trabajo, lamento que no esté el Alcalde Titular para  decirle, porque se ha reclamado muchas veces sobre la página de transparencia.

El concejal García también ha sido reiterativo en esta materia, sobre todo por  el supuesto atraso en la publicación de las actas de concejo en la web municipal.

Incluso ha llegado a decir que, en otros municipios, una reunión efectuada un día martes ya ha sido publicada el día viernes. Esto es absolutamente falso y impracticable ya que las actas de concejo, antes de ser publicadas, deben ser aprobadas en otra reunión de concejo por los propios concejales. Es decir, por el propio Fernando García.

Recordemos que en El Tabo, los concejales han optado por realizar tres reuniones mensuales, cumpliendo de esta forma con solo el mínimo que exige la ley. Mal podría publicarse el acta de una reunión efectuada dentro de la misma semana sin haber sido aprobada por el mismo concejo, al menos en la reunión siguiente.

En este caso no me atrevería a calificar estas absurdas opiniones como un desconocimiento de la materia. En realidad también las considero persecutorias y mal intencionadas puesto que estas acusaciones se reiteran concejo tras concejo.

Para vuestro conocimiento, debo explicarles que las grabaciones de las reuniones de concejo deben primero ser transcritas al papel por una secretaria. Recordemos que estas reuniones pueden durar 4 horas, convirtiéndose en un acta de más de 40 páginas. Luego de la revisión ortográfica, se les envía a los concejales para su revisión. Finalmente esta es aprobada en una posterior reunión de concejo.

Todo este trámite puede alargar el proceso en uno o dos meses y esto es de conocimiento de los concejales Copier y García.

Lo cierto es que nuestro municipio eleva  las actas a su página web con mucho más prontitud que otros municipios del país. Es cuestión de ejercer el simple ejercicio de revisar las otras web municipales.

Mi labor consiste en elevar la información a la página web cuando esta se me entrega y eso se ha cumplido a cabalidad. No obstante, existen innumerables memorándums e informes mensuales dirigidos por este funcionario a los distintos departamentos, a Control y alcaldía insistiendo en la pronta entrega de la información.

Incluso, en el mes de noviembre de 2010, entregué un formato de reglamento municipal sobre transparencia para ser adaptado e implementado en nuestro municipio.

Si esto, a pesar del tiempo transcurrido, aún no se ha cumplido, no es de mi responsabilidad.

Debo aclarar, tanto al señor García como al señor Copier, por enésima vez, que el encargado de la Transparencia en la comuna de El Tabo es el señor Secretario Municipal y no este servidor por lo que los dardos están mal dirigidos.

Finalmente señalar que me siento habilitado para disentir y defenderme pues, el hecho de ser funcionario público no implica que mis legítimos derechos constitucionales estén conculcados, especialmente el derecho básico a la libre expresión y el derecho a réplica.

Atentamente:

José V. Medina Z