Diputada María José Hoffmann falta a la verdadAnte el rechazo por parte de la Subcomisión Mixta de Presupuesto a la partida de Educación Superior, la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara Baja, María José Hoffmann, le falta a la verdad al país cuando declara, en un comunicado de prensa, que el sistema de desigualdades existente en educación fue creado por la Concertación.

Diputada María José Hoffmann falta a la verdadAnte el rechazo por parte de la Subcomisión Mixta de Presupuesto a la partida de Educación Superior, la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara Baja, María José Hoffmann, le falta a la verdad al país cuando declara, en un comunicado de prensa, que el sistema de desigualdades existente en educación fue creado por la Concertación.

Es por todos sabido que el fracasado sistema educacional fue impuesto en los años 80, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, dictadura que, dicho sea de paso, fue respaldada y sigue siendo defendida por los actuales integrantes de la UDI, partido al cual pertenece la diputada, María José Hoffmann.

Grandes fortunas se gestaron bajo su amparo y todos sabemos que, bajo este gobierno, se pretende prolongar el saqueo del Estado y de nuestras riquezas naturales. 

Si bien es cierto, los gobiernos de la Concertación no tuvieron una verdadera  voluntad política para insistir en los cambios necesarios en este ámbito, como  tampoco lo tuvieron para avanzar en cambiar una constitución y sistema electoral impuesto en dictadura, también hay que reconocer que cuando lo intentó hacer, fueron los sectores representados por la diputada Hoffmann quienes, siendo oposición y aprovechando los altos quórum exigidos por la constitución del 80, se negaron insistentemente avanzar en estas materias.

La diputada Hoffmann pretende embaucar a los chilenos manipulando la historia a su antojo.

El actual gobierno empresarial, en vez de buscar una salida al conflicto de la educación, se las ha jugado por el desgaste de las movilizaciones desviando la atención hacia los hechos de violencia que a ellos mismos favorecen.

Ha intentado imponer una verdadera ley maldita para criminalizar la expresión ciudadana.

Ha utilizado la represión dando “chipe libre” a carabineros y ha desechado el diálogo para enfrentar estos conflictos.

Ha intentado intervenir sobre los otros poderes del Estado, como lo son el legislativo y el judicial, y ha sido incapaz de solucionar un conflicto que ya se  arrastra por largos meses, llegando incluso a descalificar las legítimas opiniones de los rectores de las universidades tradicionales.

Para ponerle la guinda a la torta, ha presentado un presupuesto en educación que, en crecimiento, es muy inferior al de los años anteriores, favoreciendo a las universidades privadas donde ellos mismos tienen intereses comprometidos y  burlándose de esta forma del anhelo de la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Evidentemente, la diputada Hoffmann intenta defender lo indefendible falseando los hechos por todos conocidos. Sin embargo los chilenos tenemos buena memoria, nos mantenemos informados y sabemos cuáles son las medidas necesarias para financiar y solucionar estos conflictos.

Estas soluciones no pasan por intentar tergiversar la historia, engañar a la ciudadanía, crear nuevas leyes represivas, mantener la actual constitución y el sistema electoral binominal, designando senadores ni intentando intervenir a los otros poderes del estado. Estas medidas son típicas de las dictaduras.

Estas fórmulas, aplicadas por el actual gobierno, más parecen estar orientadas a   favorecer sus intereses empresariales, apoyar a la banca privada manteniendo los créditos universitarios, privatizar la educación, la salud y en definitiva, saquear al Estado y llevárselo para la casa.

La diputada Hoffmann, al hacer estas declaraciones, menosprecia una vez más la inteligencia y la memoria de los chilenos pero, estos están informados. Los resultados en las encuestas dan fe de ello.

Por: José V. Medina Z.