Suboficial Miguel MillacuraEl joven evangélico de 16 años, murió la noche del 25 de agosto de 2011 en el marco de las protestas estudiantiles, cerca de su casa en Macul cuando observaba los incidentes junto a su hermano minusválido.

Suboficial Miguel MillacuraEl joven evangélico de 16 años, murió la noche del 25 de agosto de 2011 en el marco de las protestas estudiantiles, cerca de su casa en Macul cuando observaba los incidentes junto a su hermano minusválido.

 

En la ocasión, los peritajes realizados por la PDI concluyeron que la bala que dio muerte al estudiante, salió del arma del funcionario de Carabineros.

Emol informaba que, tras realizar peritajes a más de 500 armas, el fiscal Jorge Martínez confirmó que la bala que provocó la muerte del joven Manuel Gutiérrez pertenecía a la subametralladora UZI que portaba el suboficial Miguel Millacura la noche del 25 de agosto.

Martínez también declaraba que lo más probable es que el caso quedara a cargo de la fiscalía militar, por lo que Millacura arriesgaría una pena de hasta 20 años.

Hay que recordar que, en aquella oportunidad, el General de Carabineros, Sergio Gajardo, Segundo jefe de la Zona Metropolitana, había desligado anticipadamente de responsabilidades a su institución, especulando incluso sobre un supuesto ajuste de cuentas entre delincuentes.

Esto le costó el cargo, informaba diario La Tercera, ya que fue dado de baja por el propio Hinzpeter, la tarde del 29 de agosto de 2011.

Finalmente, tal como informó diario La Nación, la fiscal que investiga el caso, Paola Jofré, había negado la libertad al ex carabinero, detenido desde fines de agosto, por considerarlo un peligro para la seguridad de la sociedad. Sin embargo, el tribunal castrense decidió revocar la prisión y otorgarle la libertad a Millacura.

Lo que llama profundamente la atención es que, en este caso, el ministro Hinzpeter no se haya pronunciado contra los jueces militares, tal como lo ha hecho contra los fiscales.

Hinzpeter interviene poderes del estadoEn estos días, el Ministro del Interior criticó la puesta en libertad de una mujer sorprendida con 750 gramos de cocaína, lo que perjudicó el trabajo de los fiscales ya que, en realidad había sido liberada con la intención de hacerle un seguimiento  y así averiguar la procedencia de la droga. Hinzpeter malogró esta investigación al hacer público el caso.

Estas situaciones se dan debido a que el poder ejecutivo ha intentado intervenir sobre los otros poderes del Estado, tanto sobre el Poder Judicial como sobre el Legislativo. Así fue en el caso del Presidente del Senado, Guido Girardi y la negativa de este a aceptar la presión de Hinzpeter para aplicar un desalojo violento en la toma de la sede del congreso en Santiago. Intervenciones que ya han sido calificadas, tanto por jueces como por congresistas, como absolutamente inconstitucionales. LNT