Por: José V. Medina Z.
Ellos insistieron por años, en busca de este espacio democrático para que el pueblo soberano fuera quien decidiera en las urnas entre el actual alcalde, Emilio Jorquera (PPD) y el ex alcalde, Luis García (Independiente pro DC). Alegaban que su candidato era deshabilitado “por secretaría”. Sin embargo, ahora que perdieron en la elección que ellos tanto exigieron, no admiten su derrota y, sangrando por la herida, se niegan a aceptar la voluntad popular.

alt
Por José V. Medina Z.
 
Ellos insistieron por años, en busca de este espacio democrático para que el pueblo soberano fuera quien decidiera en las urnas entre el actual alcalde, Emilio Jorquera (PPD) y el ex alcalde, Luis García (Independiente pro DC). Alegaban que su candidato era deshabilitado “por secretaría”. Sin embargo, ahora que perdieron en la elección que ellos tanto exigieron, no admiten su derrota y, sangrando por la herida, se niegan a aceptar la voluntad popular.
 
 

La voluntad expresada por los habitantes de El Tabo fue clara. El actual alcalde Jorquera ganó con un 49,59% y su contrincante, García solo logró el 44,04 % de los votos.  El tercer candidato, Gabriel Tobar (PS), obtuvo un 6,37% de las preferencias. 

 

alt

 

Para rechazar o minimizar este triunfo, se recurre a acusaciones de acarreo de electores y a la presencia de funcionarios municipales apoyando la candidatura del alcalde Jorquera el día de la elección, prácticas que ellos también aplicaron. 

 

Varios funcionarios municipales fueron vistos, el día de la votación, trasladando en innumerables viajes a personas pro García, hasta el local de votación.  Otros recibieron y entregaron almuerzos en sus domicilios a partidarios de Luis García, trasladados expresamente desde Santiago.

 

Recordemos que las primarias de la Concertación se realizaron un día domingo y, aunque a muchos les duela, los funcionarios municipales no tienen conculcados sus derechos constitucionales tales como el derecho de expresión o participación en política fuera de los horarios laborales. Situación validada por la propia Contraloría General de la República.

 

Extracto dictamen 42622: “..las actividades desarrolladas al margen del desempeño del cargo, el empleado en su calidad de ciudadano, se encuentra plenamente habilitado para ejercer los derechos políticos consagrados en art/13 de la constitución política, pudiendo emitir libremente sus opiniones en materias políticas y realizar actividades de esta naturaleza, sin desmedro de la existencia de prohibiciones especiales, como las contenidas en art/97 de ley 18556 relativa al personal del servicio electoral y art/18 de ley 18603 respecto de los servidores que indica”.

Sobre las inhabilidades que han afectado al ex alcalde García en las anteriores elecciones, hay que recordar que estas fallos fueron producto de las numerosas causas pendientes que este mantiene con la justicia y que estas inhabilidades fueron dictaminadas por los Tribunales Electorales y no por la Municipalidad de El Tabo.

De hecho, el propio Consejo de Defensa del Estado se ha hecho parte en estas. Así fue en la causa por el No pago del Fondo Común Municipal, donde García ni siquiera  alega inocencia sino que prescripción. ¿Se podría decir que este organismo o estos tribunales están al servicio del alcalde Jorquera?.

altProbablemente le estemos pidiendo “peras al olmo” pero, a pesar del pedido de cabezas del candidato perdedor contra funcionarios municipales, al momento de saludar al candidato triunfador (foto durante estas amenazas), esperamos que Luis García, quien ya perdió en las urnas, cumpla con la palabra empeñada entre caballeros en Notaria Pública, apoyando al candidato ganador de las primarias, Emilio Jorquera.  

Finalmente, y al tenor de estos razonamientos opositores, debemos entender que estos “paladines de la democracia”, no aceptan las decisiones de los Tribunales de Justicia, calificándolas de anti democráticas cuando no les favorecen, y que es el lugar donde se resuelven en democracia  estas controversias, y lo más grave, tildándose de demócratas, no aceptan la voluntad popular y el resultado en las urnas expresada por los habitantes de la comuna de El Tabo.

Ese es el “Respeto por El Tabo y Las Cruces” que nos ofrecieron como consigna de campaña pero, felizmente los tabinos ya dieron su veredicto.