AUDIO: Declaraciones de abogado Alejandro Chaparro. Si no ve el Player, pinche Aquí.
 
La directiva de esta cooperativa ha mantenido una intensa campaña en contra del municipio tabino y en particular, en contra de su alcalde Emilio Jorquera, adjudicándole “oscuros intereses” debido a la apertura de un camino a través de las dos hijuelas que conforma esta comunidad de veraneo.

alt
AUDIO: Declaraciones de abogado Alejandro Chaparro. Si no ve el Player, pinche Aquí.
 
La directiva de esta cooperativa ha mantenido una intensa campaña en contra del municipio tabino y en particular, en contra de su alcalde Emilio Jorquera, adjudicándole “oscuros intereses” debido a la apertura de un camino a través de las dos hijuelas que conforma esta comunidad de veraneo.
 

Esta campaña ha logrado tener eco en algunos medios tales como el vespertino La Segunda, diario Líder de San Antonio y diario El Proa de este mismo puerto. Recientemente apareció un artículo en el diario digital “Cambio 21”. También han existido graves acusaciones a través de una cuenta Facebook que mantiene esta cooperativa en las redes de internet.

A través de este último medio, la socia de la comunidad, Rebeca Cobian Concha, ha acusado al alcalde tabino por mantener cabañas de arriendo en el sector y ser socio del empresario Manuel Núñez en la actividad de extracción de áridos, situación que ha sido desmentida por el propio alcalde Jorquera. La cooperativa mantiene una situación de conflicto por deslindes con Manuel Núñez, en el sector norte de esta propiedad.

De hecho, en la publicación de Cambio 21, un director de la cooperativa, Sergio Pradenas, explica que el conflicto se inició con una presentación realizada por Manuel Núñez en la municipalidad de El Tabo. Efectivamente, así aparece detallado en el decreto alcaldicio Nro. 222 donde se ordena la demolición de estos cercos.

También se denuncia la destrucción de un jardín infantil lo que es desmentido por la directora jurídica municipal, Evelyn Vignolo quien aclara que lo que se destruyó fue una caseta que se había instalado en medio del camino ya que, “la guardería que tiene permiso está emplazada en otro lugar del terreno“. De hecho, aún hay imágenes de esta caseta en la cuenta de Facebook de la cooperativa y claramente no corresponde a un jardín infantil sino que a una pequeña ruca denominada , “El Trumao”.

Los socios reclaman que, con la apertura del camino, “han quedado expuestos al libre tránsito de personas desconocidas cerca de sus cabañas de veraneo”.

La cooperativa realizó este año 2013, una presentación ante el Primer Juzgado de Letras de San Antonio, logrando que este dictara una orden inmediata de suspensión temporal de las obras. Sin embargo, el 2011, la cooperativa ya había fracasado con una querella ante el Segundo juzgado de Letras también de San Antonio, por lo que se produciría una duplicidad entre tribunales con la misma jerarquía. Ya existe un fallo anterior.

Desde la municipalidad de El Tabo se entrega la siguiente versión histórica:

El circuito de las vías públicas a restablecer, desde la ruta G-98-F hasta la playa (Mar de Chile), comienza por la vía denominada, calle La Chépica. Luego cruza por el camino ubicado entre las parcelas 56 y 57, que se indica en escrituras de la propiedad, y luego baja hacia el mar por la denominada calle Viña Del Mar”.

Dada la necesidad de conformar vías de circulación”, argumenta el municipio, “que por varios años han sido interrumpidas por la Cooperativa el Tabito, es que la municipalidad, en la actualidad, está cumpliendo con restablecerla para la normal circulación pública y acceso a las playas, y tan necesarias en momentos de evacuación y vías de escape de emergencias”.

La historia se remonta al 6 de agosto de 1971 cuando la Cooperativa de vacaciones El Tabito Ltda. adquirió, a la Sociedad Club de Vacaciones Ltda., las hijuelas Nro. 56 y 57 denominadas “Los Maquis” y “Los Caracoles” respectivamente que formaban parte del plano de división del antiguo fundo Chépica ubicado en la comuna de El Tabo. Según la escritura de compra venta, las hijuelas deslindan entre si por un “Camino Interior de por medio”.

El 25 de abril de 2005 se publicó el Plano Regulador que modificó su límite urbano y estableció, desde esa fecha, la hijuelación o parcelación del Fundo Chépica como Zona Urbana conforme plano de loteo del sector.

El 4 de febrero de 2011, mediante decreto Nro. 222, la municipalidad de El Tabo solicitó a la cooperativa la demolición del cierre construido fuera de la línea oficial de la calle Viña del Mar.

El 11 de marzo de 2011, Juan Martinez Toro, en representación de la Cooperativa El Tabito, con el patrocinio del abogado Gustavo González Moya, interpusieron un recurso de protección en contra del municipio tabino (148-2011) con la finalidad de detener la demolición solicitada mediante el decreto alcaldicio Nro. 222 al que califican de arbitrario e ilegal. Sin embargo, con fecha 26 de abril de 2011, este fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Luego, la Cooperativa El Tabito, interpuso una querella en contra de la municipalidad de El Tabo, ante el 2° Juzgado de Letras de San Antonio (C-1126-2011) el que también fue rechazado, el 24 de noviembre de 2011.alt

Ante este escenario, el alcalde Emilio Jorquera, con el patrocinio del abogado Alejandro Chaparro Uribe, ha presentado en la Fiscalía de San Antonio, una auto denuncia a fin de que se inicie una investigación y así esclarecer la veracidad de estos hechos donde se le atribuye participación en la ocurrencia de un delito.

Con esta acción, el alcalde tabino busca que la justicia aclare estas denuncias para, posteriormente, iniciar las acciones legales en contra de los responsables de estas. LNT.

Nos ha llegado la siguiente aclaración:

 
Socios de la Cooperativo nos señalan que la caseta que fue derribada era un parvulario que llevaba como nombre “Tobi Ruca” y la que permanece en pie, y que según el Depto. de Obras municipales, si tiene permiso de edificación, se llama “El Trumao”.