Miguel Ángel RendónEl padre de Luciano Rendón, víctima de la violencia política, busca impulsar la llamada “Ley Luciano”, que reforma Ley 18.700 (arts 32 y 35), de modo de responsabilizar directamente al candidato que esté relacionado en hechos de violencia política.

Miguel Angel RendonEl padre de Luciano Rendón, víctima de la violencia política, busca impulsar la llamada “Ley Luciano”, que reforma Ley 18.700 (arts 32 y 35), de modo de responsabilizar directamente al candidato que esté relacionado en hechos de violencia política.

Con esta campaña se intenta reunir 5.000 firmas para ser presentadas al presidente Sebastián Piñera y lograr que este dé suma urgencia a este proyecto que, según señala Miguel Ángel Rendón, “busca terminar con esta violencia abyecta producida por los comandos de los partidos políticos durante sus campañas”.

Este es la dramática historia y la invitación a apoyar esta campaña, explicada por el propio Miguel Ángel Rendón.

Era la madrugada del 27 de octubre del 2012, víspera de la elección municipal en Chile, cuando Luciano Rendón, de 18 años, fue atacado por 10 hombres armados, contratados por los comandos de los partidos UDI (Unión Demócrata Independiente, de gobierno) y DC (Democracia Cristiana – paradojalmente – partido de oposición).

Luciano y sus amigos descolgaban propaganda ilegal (fuera de plazo) de postes de luz, cuando fueron atacados con bates con clavos, herramientas de fierro y cuchillos. Los amigos de Luciano lograron escapar, pero él, por salvar a un compañero, recibió múltiples golpizas que destrozaron su cráneo y sus manos. Finalmente, los mismos marginales lo lanzaron a la autopista Américo Vespucio para que fuera atropellado y este crimen encubierto.Luciano Rendón

Luciano estuvo en coma 1 mes, sufrió 2 paros cardiorespiratorios de los que sobrevivió con golpes de desfibrilador, fue operado del cráneo tres veces para recomponerlo, e incluso deberá ser sometido a una cuarta cirugía craneal a fines de este año 2013, pero ésta se ha complicado al detectarse fallas en su sistema cardíaco.

Pese a todo este cuadro adverso, Luciano sigue con garra y fuerza para recuperarse. Así como su familia que, desde el terrible ataque, ha labrado primero una dura batalla judicial para lograr que se formalice a los delincuentes, contratados – irónicamente – por los mismos partidos políticos que en su propaganda prometen “más seguridad en los barrios“.

Hasta hoy ninguno de los 10 hombres – que ya tenían prontuario delictual – siquiera ha sido detenido, consignándose 3 fiscales consecutivos en el caso, con ello se han dejado de realizar importantísimas diligencias judiciales durante todo 1 año. Y, segundo, una batalla política ciudadana para lograr acabar con estas atrocidades en períodos de elección.

Dos proyectos de reforma a la ley electoral 18.700 duermen en la cámara esperando ser discutidos, el primero, presentado por la diputada María Angélica Cristi (UDI), a fines del 2012 y, el segundo, presentado por la diputada Adriana Muñoz (PPD), en junio de 2013; este último busca responsabilizar directamente al candidato que esté relacionado en hechos de violencia política, es decir, aquella surgida en período eleccionario y que involucra especialmente a los partidos políticos y sus candidatos durante las campañas.

Este proyecto de reforma a la ley 18.700 (arts 32 y 35), llamado simbólicamente “Ley Luciano“, necesita el respaldo del Ejecutivo para que se discuta de manera inmediata en el Congreso.

Apóyanos firmando esta petición para que el presidente de la República de Chile, don Sebastián Piñera Echeñique, dé suma urgencia a este vital proyecto para terminar con esta violencia abyecta producida por los comandos de los partidos políticos, ad portas de una nueva elección en nuestro país.

¡Gracias a tod@s por apoyar el fin de la violencia política!

Puedes firmar Aquí.