Por: José V. Medina Z.

Agrupación, Las Cruces no se vende caramba.En el transcurso de este miércoles 23 de julio, la agrupación “Las Cruces NO se vende caramba” publicó, a través de su cuenta de Facebook, un comunicado desligando responsabilidades respecto a un boletín autodenominado  “Lelikëlen”.

Agrupación, Las Cruces no se vende caramba.Por: José V. Medina Z.

En el transcurso de este miércoles 23 de julio, la agrupación “Las Cruces NO se vende caramba” publicó, a través de su cuenta de Facebook, un comunicado desligando responsabilidades respecto a un boletín autodenominado “Lelikëlen”.

Entre sus principales puntos se aclara que: “Todos los afiches, fotografías, pancartas, letreros, etc., que nosotros publicamos, siempre reflejarán el logo y timbre de la agrupación “Las Cruces NO se vende caramba”, recurriendo así a la transparencia para que en ningún caso se genere confusión entre los vecinos. Cuando en las opiniones vertidas se mencionen a personas con sus nombres y apellidos, también los autores y columnistas que emiten responsablemente este boletín debieran darse a conocer en señal de transparencia. Como agrupación estamos de acuerdo que se manifiesten y expresen su descontento, pero no compartimos la manera silenciosa de hacerlo”.

Este boletín fue repartido durante el fin de semana pasado en el comercio local de Las Cruces. En él, entre otros contenidos, se hacían acusaciones calumniosas en contra de familiares del alcalde Emilio Jorquera. Este boletín no estaba firmado por nadie responsable. A fin de cuentas, era un anónimo.

En el comunicado, a pesar del desmentido, se indica que “Sin embargo mostramos profunda satisfacción cuando nacen nuevas instancias de libre expresión”.

Lo contradictorio es que, el escrito en cuestión fue repartido por una pareja de jóvenes que pertenecen y participan activamente en esta agrupación, lo que iría en contra de la afirmación anterior en cuanto a que se trataría de “nuevas instancias“.

Con el fin de esclarecer este contrasentido, bajo el comunicado en Facebook se consultó, a través de los comentarios, acaso la pareja de jóvenes que la distribuyó eran o no integrantes de la agrupación. La respuesta fue afirmativa señalando que estas personas, efectivamente pertenecen a la agrupación pero que habían actuado por cuenta propia producto “del ímpetu individual de sus integrantes”, situación que no aparecía aclarada en el comunicado inicial.

Respuesta textual de la agrupación a la consulta sobre los jóvenes que distribuyeron el cuestionado boletín: “Si pertenecen y son parte de nuestra agrupación, pero el Boletín Lelikëlen, es de una autoría que no pertenece a la agrupación. Es un Boletín informativo que nace de la necesidad y del ímpetud individual de sus integrantes“.

Finalmente hay que señalar que en la cuenta de esta agrupación en las redes, tampoco aparece nombre o director responsable. Solo se indica “Organización Comunitaria”. LNT.

Cuenta de Facebook de la agrupación haciendo Click Aquí.