Diputados, Víctor Torres y Pepa Hoffmann, patrocinantes de este proyecto.

Por: José V. Medina Z.

El proyecto de ley es patrocinado, entre otros, por los diputados del distrito de San Antonio, Víctor Torres (DC) y Pepa Hoffmann (UDI).

Diputados, Víctor Torres y Pepa Hoffmann, patrocinantes de este proyecto.

Por: José V. Medina Z.

El proyecto de ley es patrocinado, entre otros, por los diputados del distrito de San Antonio, Víctor Torres (DC) y Pepa Hoffmann (UDI).

La abogada Rayén Campusano, encargada de Políticas Públicas de la ONG Derechos Digitales, expresó que “el proyecto de ley de Medios Digitales impone cargas extremadamente onerosas, desproporcionadas e injustificadas a los usuarios y usuarias de Internet”.

Y es que uno de los puntos más controversiales de la iniciativa es la definición de medio de comunicación, el que será entendido como “todo periódico impreso o en papel o publicado vía digital o electrónica que se publique a lo menos cuatro días en cada semana”.

Efectivamente, debido a la ambigüedad de esta redacción, dentro de este ámbito podrían entrar los posteos de Facebook, Twitter e incluso los Blog personales.

El Diputado Ramón Farías, también patrocinante del proyecto de ley, aclara que, “nadie está obligado a inscribirse” y asegura que el proyecto solo busca llevar a los medios digitales al nivel de los escritos.

Siendo así, cual es el sentido? Nadie desearía inscribirse para evitar el riesgo de verse sancionado con multas de hasta 30 UTM en caso de no adecuarse a estas formalidades de funcionamiento, tal como se señala en este proyecto.

Farías explica, “Hoy existen los medios digitales, los diarios digitales, y lo que pretende este proyecto es llevarlos al nivel que hoy tiene un diario escrito pero de manera legal. Que tengan una residencia en Chile, que sea una persona conocida quien lo dirija y que se responsabilice“.

Esto último significa que, bajo estas nuevas normas, nadie podrá ser director o dueño de un diario electrónico desde el extranjero con dominio .CL . Una suerte de similitud con la antigua ley sobre derecho a voto en Chile.

El Diputado Víctor Torres argumenta que se busca homologar normas entre diarios electrónicos y de papel. Nuestro medio, en conversación con el parlamentario a través de Twitter, rebatió aclarando que la norma ya homologa con la ley actual. De hecho, los procesos a seguir, indicados en este nuevo proyecto, inscripción en Biblioteca Nacional, inicio de actividades y aviso a gobernación provincial en regiones o Intendencia, ya existen en la ley actual, a lo que el parlamentario responde que, “no hay homologación expresa en la ley, de allí esta modificación. Si quieres tener un diario electrónico reconocido, si no quieres sigues tal cual”, concluye Torres.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, confirmó que el resistido proyecto “impone ciertas trabas para generar iniciativas de carácter digital que no necesariamente tengan la vocación de un modelo de comunicación como lo establecido por la ley. Sitios más pequeños”.

Dijimos desde un comienzo que nos parecía un proyecto pobre, que en realidad no resuelve el problema ni de la libertad de expresión, ni de los medios de comunicación, ni la inclusión de los medios de comunicación de carácter digital”, complementó.

Pese a la aclaración del diputado Ramón Farías, quien el lunes negó que se busque censurar a las redes sociales o blogs, Olivares reiteró que, “sí se aplican trabas al ejercicio del derecho a la comunicación y libertad de comunicación que no está en los periodistas, sino en las personas”.

Para la dirigente del gremio, el debate es “mucho más profundo” que sólo abarcar los medios digitales, “tiene que ver cómo democratizamos los medios de comunicación en Chile, cómo hablas del tema de concentración de la propiedad, cómo garantizas el derecho a la libertad de expresión por otras vías”. Para esta discusión más de fondo, Olivares afirmó que los parlamentarios están “poco interesados”.

Para nosotros, como Las Noticias de El Tabo, desde nuestra perspectiva, cualquier iniciativa legal que no busque promover la libertad de expresión, en definitiva, busca restringirla. LNT.