Daem y concejala de El TaboEn carta dirigida al alcalde, Emilio Jorquera, el DAEM de El Tabo, Luis Díaz, acusa a la  concejala, María Castillo (PRO), porque, “Las conductas  descritas,  podrían  constituir  faltas  o  infracciones  a  la  probidad  administrativa”.

 

Daem y concejala de El TaboEn carta dirigida al alcalde, Emilio Jorquera, el DAEM de El Tabo, Luis Díaz, acusa a la  concejala, María Castillo (PRO), porque, “Las conductas  descritas,  podrían  constituir  faltas  o  infracciones  a  la  probidad  administrativa”. 

En la misiva, el DAEM de El Tabo relata que algunos apoderados han reclamado debido a que sus hijos no han obtenido la beca municipal de estudios pero, sin embargo, una hija de la concejala y el pololo de esta si la obtuvieron. Según esta acusación, este joven “reside en la comuna de Cartagena, teniendo allá su ficha de protección social, habiendo utilizado el domicilio de la Concejala para obtener dicho beneficio”.

Luis Díaz Soto también narra que De igual forma reaccionó cuando se terminó la relación laboral de la Monitora de Computación, Lorena Sánchez Cofré, por informes de desempeño negativos. En ese momento me increpó diciéndome que no podía despedirla porque era su arrendataria y que si no tiene trabajo, no le podría pagar las rentas de arrendamiento”. 

El Texto de la carta es el siguiente: 

De mi consideración, al saludar cordialmente y deseándole tenga una semana exitosa, quisiera manifestar mi preocupación por los siguientes hechos que paso a exponer:

1. Con fecha 14 de Octubre de 2014, concurrí al Salón de Concejo a las 11:00 horas, toda vez que fui citado por el Presidente de la Comisión de Educación del Concejo Municipal, el Concejal Sr. Alfonso Muñoz Aravena. 

2. Mientras la reunión se desarrollaba tranquilamente, el Presidente de la Comisión, me solicita, con el acuerdo de los demás concejales que, en mi calidad de Director de Educación, tome las medidas pertinentes con el personal de Educación, que si bien se encuentran prestando servicios, no reúnen el perfil necesario para hacerlo en el área, los cuáles han demostrado con hechos y actitudes que no tienen nada que aportar al sistema educativo que se requiere implementar. 

3. Ante la concordancia de los Concejales y sin mediar provocación alguna, la Concejala María de los Ángeles Castillo Sánchez, comienza a increparme, gritándome que trataba mal al personal, con una actitud muy agresiva, de la misma forma comienza a gritarle a los concejales que se encontraban presentes, gritándole al Concejal Muñoz, a quien le entregó una carta, después se la quitó de las manos gritándoles también. En ese acto también le gritó al Concejal Gómez. 

Los concejales asistentes trataban de calmarla, pidiéndole que entre en razón, sin embargo eso fue en vano. 

4. Es del caso señalar, que no es la primera vez que la Concejala me grita, haciendo uso de su cargo para humillarme. 

En otra oportunidad, delante del Concejal Osvaldo Román, me gritó en el patio de la Municipalidad, cuando le hice ver que los apoderados de la comuna me reclamaban el hecho de que sus hijos no habían obtenido beca municipal, sin embargo, la hija de la Concejala y su pololo, si la habían obtenido, aún cuando el pololo de la hija reside en la comuna de Cartagena, teniendo allá su ficha de protección social, habiendo utilizado el domicilio de la Concejala para obtener dicho beneficio, perjudicando así a un estudiante de la comuna, que no pudo recibir esta Beca. 

5. De igual forma reaccionó cuando se terminó la relación laboral de la Monitora de Computación, Lorena Sánchez Cofré, por informes de desempeño negativos. En ese momento me increpó diciéndome que no podía despedirla porque era su arrendataria y que si no tiene trabajo, no le podría pagar las rentas de arrendamiento. 

6. A mayor abundamiento, en una oportunidad la Concejala María Castillo Sánchez, me llamó por teléfono, aproximadamente a las 20:00 horas, el día 30 de Octubre de 2013, vociferándome que a su nieta no la había ido a dejar el furgón del Colegio El Tabo a su casa, y que había tenido un problema en la playa, sin embargo, la niña salió de clases a las 15:45 horas y dicho incidente ocurrió a las 17:00 horas aproximadamente. 

Al momento de leerse esta correspondencia en la sala de concejo, María Castillo pidió copia de esta, aclarando que, ”yo nunca he hostigado al señor Díaz. Yo lucho por lo que corresponde y por mi función que es fiscalizar. Si a él no le gusta que lo fiscalice entonces yo voy a tener que seguir por otro conducto. Porque cuando yo he encontrado algo malo, yo voy y se lo digo. Si a él no le gusta mi tono de voz, que me lo diga y yo, las cosas que tenga que reclamar o solicitar, tendré que hacerlas por otro conducto, nada más que eso. Yo nunca le he faltado el respeto, nunca lo he insultado. Ahora tiene unas mentiras que está diciendo ahí, yo necesito esa carta porque la voy a llevar donde corresponde. Alcalde, nada más que eso”. 

La carta fue leída en la sesión de concejo del día 11 de noviembre de 2014. LNT.