Letrero tsunami

El trasfondo, según vecinos, sería que esto afectaría la venta de departamentos del proyecto, “Arena Maris” perteneciente a la “Inmobiliaria Algarrobo” de Emil Sosman Bekerman.

Esta edificación ya habría sufrido inundaciones producto de las últimas marejadas.

El empresario, Emil Sosman, anteriormente, había presentado un recurso de protección en contra de la Junta de Vecinos 4-7 de Algarrobo Norte, medida que pretendía impedir futuras manifestaciones de los vecinos en contra de sus proyectos inmobiliarios, pero este fue rechazado por la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

A su vez, el portal, Algarrobo al Día, informa que, “en septiembre pasado, la misma representante vecinal fue demandada por el empresario inmobiliario Emil Sosman por la colocación de un letrero que expresaba el rechazo de vecinos al proyecto Arenamaris, acción judicial que fue categóricamente rechazada por los tribunales. Hoy, los letreros advierten públicamente que este sector de la comuna cuenta, en caso de tsunami, con UNA SOLA VÍA DE EVACUACIÓN, cuestión que, todo parece indicar, no ha sido del gusto ni de la inmobiliaria ni de 3/4 partes del grupo de Honorables Concejales del Municipio de Algarrobo“, aseguran.

En esta ocasión, la denuncia de los concejales en el Juzgado de Policía Local, en contra de María Isabel Baeza, presidenta de la Junta de Vecinos de Algarrobo Norte, argumenta que la dirigente, “No está facultada para realizar labores que le corresponden al municipio”, esto a pesar de que los cuatro letreros en cuestión se encuentra en recintos privados.

Los concejales denunciantes son, Manuel Catalán (RN), Carlos Tapia (PRI), Fernando Gómez (DC) y Ramón Marín (UDI).

Por su parte, la denunciada aclara que, “la información contenida en los letreros son una copia exacta del plan de evacuación de la ONEMI, que la zona es considerada inundable en los planos de evacuación, y que esta información es difundida por el propio municipio a través de su página web“, aclara.

En la práctica, los concejales denuncian a los dirigentes vecinales por cumplir una tarea que le corresponde y no cumple el municipio de Algarrobo, pero el motivo real, según los vecinos, sería no afectar la venta de departamentos del proyecto, “Arena Maris” del empresario, Emil Sosman.

Hay que recordar que, tres de estos cuatro concejales, Manuel Catalán, Fernando Gómez y Ramón Marín, estuvieron involucrados en el escandaloso caso del viaje a un “Seminario internacional” a España, y que no fue tal, donde la Contraloría ordenó la devolución de más de 42 millones de pesos al erario municipal. LNT.