Galvez

Un tuit del pre candidato en la red del pajarito generó un torrente de comentarios en su contra.

Con ocasión de las exequias del hijo de un querido funcionario municipal, el pre candidato RN, Eugenio Gálvez Navarrete, a pesar de no conocer a los deudos ni a nadie de los asistentes, se hizo presente en el funeral y aprovechó la ocasión para subir a las redes el siguiente tuit.

discordia

 

Esto desencadenó una lluvia de comentarios, desde todo el espectro político, primero por ser un desconocido en la comuna y, segundo, condenando el desafortunado comentario.

Las principales críticas se centraban en recordar que, históricamente, en estas ocasiones y bajo las distintas administraciones, el municipio tabino siempre ha facilitado buses para el traslado de las personas que deseen asistir a las exequias y ha autorizado a los funcionarios para que participen en estas.

También se recalcaba el inoportuno momento para realizar una crítica política y, principalmente, muchos de estos comentarios apuntaban al desconocimiento del pre candidato respecto de las tradiciones tabinas.

Una vecina explicaba lo siguiente, “En El Tabo, a diferencia de Santiago, cuando fallece alguien, los vecinos tienden a salir en masa a despedirlo e, incluso, el comercio cierra sus puertas durante las exequias”.

En otro comentario se señalaba que, “Esto ha demostrado que el pueblo tabino es uno y se defiende con todo”.

Algunos atacaban al desconocido pre candidato con mayor virulencia. “Que fome el viejo, yo lo vi sacar la foto, a escondidas, como una RATA !!”. Muchos apuntaban a que, con esto actuar, se había puesto una lápida a su candidatura.

Durante esta lluvia de críticas, el aludido pre candidato, en un mensaje interno a otro vecino, se defendía explicando que su comentario había sido tergiversado y sacado de contexto, acusando política sucia en su contra y apuntaba a las autoridades municipales por supuestos actos de corrupción y terminando con este corolario, “Quieren bajar a la persona que saben los meterá PRESOS”.

Posteriormente, finalizando el día y ante la presión ciudadana, Eugenio Gálvez recapacitó y reaccionó borrando el tuit de la discordia y, desde su cuenta da Facebbok, pidiendo disculpas a la familia afectada, es decir a los deudos, a los amigos de estos y, “a los que de una u otra forma, se sintieron tocados, por el error cometido en mi plataforma Twitter que es de mi autoría”, señalaba.

En definitiva, el candidato Gálvez, paradójicamente, logró salir del desconocimiento ciudadano, pero de la peor forma. LNT.