Cobros por ingresar a la playa.
Cobros por ingresar a la playa.

La protesta se desarrolló la tarde del sábado 21 de enero al final de Av. Las Salinas, en Las Cruces.

La actividad se inició cuando unas vecinas empezaron a instar a los turistas a no pagar el peaje y a circular por un costado de la cadena instalada en el lugar, lo que provocó algunos conatos menores entre uno de los cobradores y los manifestantes.

Uno de los turistas cortó la cadena con su vehículo, evitando de esta forma el cobro ilegal ya que no existe permiso municipal para este “emprendimiento”. De hecho, el municipio tabino ya ha cursado partes por este motivo.

Alejandro Salinas, Administrador.
Alejandro Salinas, Administrador.

Un individuo, que dijo llamarse Alejandro Salinas y ser el administrador, insultó groseramente a los manifestantes y a la llegada de carabineros, quiso ordenarles desalojar a las personas presentes en el lugar.

Sin embargo, carabineros llamó a seguridad ciudadana municipal para que estos cursaran la infracción correspondiente.

El administrador amenazó a nuestro medio, advirtiendo que si aparecía su rostro, ejercería acciones legales en nuestra contra, indicando que ese lugar es privado cuando, en realidad, es un camino público, de acuerdo al plano regulador de la comuna de El Tabo.

Cobradores ilegales.
Cobradores ilegales.

El año 2013, el vecino, Fernando Sagredo, quien tiene una propiedad más al norte y se le cobraba para poder llegar a ella, presentó un recurso de protección en contra del Seremi de Bienes Nacionales, argumentando que un camino de servidumbre, que incluso aparece en el plano regulador, estaba cerrado y se cobraba por pasar con vehículos.

Esta, fue aceptada por la Tercera Sala de la Corte Suprema, la que en octubre de 2014 ordenó sacar el portón. Dos años después, en junio de 2016, un receptor judicial, con el apoyo de la fuerza pública, dio el cúmplase a este dictamen. El portón fue derribado y el acceso a las playas quedó de libre acceso.

Sin embargo, el iniciarse la época estival, a solo seis meses de esta resolución, nuevamente existe una barrera y, según denuncia de vecinos y turistas, estarían cobrando $ 2.000 por el paso de vehículos y $ 500 a los peatones.

Durante esta funa, el individuo, que dijo ser el administrador, señaló en tono desafiante, que aunque le saquen mil partes, seguirá cobrando porque, según él, le ganó un juicio al alcalde de El Tabo, quien pretendía convertir ese camino en público.

Por lo pronto, a pesar de estas ilegalidades y debido a la lentitud en la resolución de estas por parte de los encargados, todo indica que el cobro por acceder a estas playas, que pertenecen a todos los chilenos, continuará hasta el fin del verano. LNT.

Aquí, vídeo en facebook de esta funa.