Mariana Aylwin
Mariana Aylwin.

Nos guste o no, todos los países del mundo tienen normas sobre la prohibición de entrada a extranjeros, incluyendo razones políticas.

La embajada cubana fue clara en señalar que no le permitió la entrada a Mariana Aylwin por considerarlo “una grave provocación internacional contra el Gobierno gestada por un grupo ilegal anticubano que actúa contra el orden constitucional a fin de generar inestabilidad interna”.

Estos motivos, “dignos de Dictadura” como acusan sectores que en Chile, paradojalmente, apoyaron el exilio en contra de miles de chilenos en dictadura y otros políticos chilenos, en su mayoría de la DC, son esgrimidos por TODOS los países para expulsar a extranjeros que lleguen a hacer proselitismo político.

Chile no es ajeno a esta situación, y en apenas 6 meses ha expulsado y le ha prohibido la entrada a 10 personas, argumentando razones similares a las del Gobierno cubano por Mariana Aylwin.

 

Expulsión de 3 peruanos que venían a participar en un seminario anarquista.

La PDI detuvo y expulsó del país a tres ciudadanos peruanos que venían a participar de un foro internacional anarquista invocando el artículo 15 de la Ley de Extranjería. Esta norma, creada en Dictadura, señala que “no podrán ingresar al país quienes propaguen o fomenten de palabra o por escrito o por cualquier otro medio, doctrinas que tiendan a destruir o alterar por la violencia, el orden social del país o su sistema de gobierno. Esto también se aplica para los que estén sindicados o tengan reputación de ser agitadores o activistas de tales doctrinas y, en general, los que ejecuten hechos que las leyes chilenas califiquen de delito contra la seguridad exterior, la soberanía nacional, la seguridad interior o el orden público del país y los que realicen actos contrarios a los intereses de Chile o constituyan un peligro para el Estado”.

No dejaron entrar a ex senadora y defensora de los Derechos Humanos colombiana.

El pasado 04 de octubre, arribó al Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile, la ex Senadora colombiana y defensora de Derechos Humanos, Piedad Córdoba, siendo retenida por más de una hora por funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) del Departamento de Extranjería bajo el argumento de que su participación en un seminario internacional a realizarse en la ciudad de Concepción denominado “Pensando Nuestra América desde el Sur“, organizado por la Asociación Cultural José Martí y la Librería Nuestra América,  en el que se iba a tratar la situación del pueblo mapuche, “atentaba contra la seguridad nacional“. Ante esta situación,  que la ex senadora colombiana señaló como un “abuso gratuito e insólito”, esta declinó ingresar a Chile y decidió regresar en el primer vuelo a Bogotá, Colombia.

Expulsión de periodista italiano por registrar manifestaciones sociales.

El pasado viernes 3 de febrero, Policía de Investigaciones (PDI) llegó hasta el domicilio en donde residía el periodista italiano Lorenzo Spairini, ubicado en pleno centro de Santiago, para tomarlo detenido debido a una orden de expulsión inmediata, dictada por el Intendente de Santiago, Claudio Orrego, firmada por él y por el Ministerio del Interior, no dando paso a ningún tipo de defensa o alegato. El argumento empleado para dicha expulsión -y según reza la orden de expulsión- fue que Lorenzo “ha sido detectado en diversas actividades anti sistema, alterando el orden social del país y constituyendo de esta manera un peligro para el estado“. El periodista se encontraba desde finales de octubre en Chile por una beca de la Unión Europea (UE) para observar procesos sociales, donde se le encomendó asesorar comunicacionalmente a una organización social o sindical. Para ello, presentó en su postulación a la organización sindical Armetrase, una asociación de trabajadores del Sename, a quienes les ha venido colaborando con la producción de material audiovisual para sus procesos organizativos, como huelgas y manifestaciones, tanto de ellos como otras asociaciones.

Expulsión de activista vasco pro-mapuche.

El 22 de Julio la PDI fue en búsqueda del Wenuy (amigo de la causa mapuche) Iban Gartzia, activista internacional y solidario con el pueblo mapuche, perteneciente al pueblo Vasco. La PDI detuvo a Iban en la localidad de Currarrehue, mientras se encontraba en un taller de mapudungun, lo trasladaron a Santiago para enviarlo de vuelta a Europa en un avión con destino a España, literalmente con lo puesto, sin avisarle previamente, sin un juicio, en una clara violación a los tratados internacionales y al derecho a la libertad de prensa y a la libre expresión. El activista no tenía ninguna condena pendiente, no figura en una peligrosa lista de buscados por la INTERPOL, no estaba prófugo, tenía todos sus papeles al día, no había cometido ningún hecho ilícito, todo esto ha sido por que ha colaborado activa y humildemente con las comunidades mapuche del sector de Lanco, a prestado su apoyo fraterno a las reivindicaciones territoriales en la zona, a los Presos Políticos Mapuche y especialmente ha mantenido un trabajo comunicacional con la radio comunitaria Kimche Mapu.

Deportación de banda que tocaba punk.

El miércoles 7 de diciembre, la banda icono de la escena punk-rock española, Josetxu Piperrak & The Riber Rock Band, de 4 integrantes, llegó al aeropuerto Arturo Merito Benítez en un vuelo de Lan. Tenían tres fechas agendadas para tocar en el país. Una en Concepción y dos en Santiago para celebrar los 30 años de Fiscales Ad-Hok. Sin embargo, al momento de pasar por aduana y timbrar los pasaportes, comenzaron los problemas. La PDI les negó el ingreso a Chile y 6 horas después de su arribo, los envió en un vuelo de regreso a México. A través de un comunicado la banda señaló: “En todo ese rato que estuvimos retenidos les dio tiempo a investigar quienes éramos y buscar información sobre la banda para que finalmente un hombre de traje saliera y nos preguntara de una manera tan absurda que incluso nos dio carcajadas: “¿en contra de qué cantan?”. La respuesta de algunos integrantes de la banda fue “también cantamos cosas a favor” o “cantamos en contra de esto que nos estáis haciendo”, sostuvieron.

Doble estándar es cuando se califica de dictadura a Cuba porque no permitió entrar a una persona, Mariana Aylwin, por razones políticas, pero guardan silencio cuando Chile también lo hace en forma reiterada.

Nota basada en publicación de  www.gamba.cl