Radios en El Tabo.

La Información la entregó SUBTEL (Subsecretaría de Comunicaciones) a nuestro medio electrónico a través de una solicitud por ley de Transparencia.

Las radios comunitarias con frecuencia vigentes son, Centro Cultural para el Desarrollo Comunitario “La Voz de El Tabo”, 107.7 en el dial FM, que recibe subvención municipal, y Centro Desarrollo y Difusión de las Artes Culturales “Galáctika”, 107.1 en el dial FM.

Radios comunitarias.

Esto da respuesta a los dichos del concejal Alfonso Muñoz quien, en reunión de concejo del 04 de julio, cuestionó el hecho de que Radio Galáctika entregue información sobre los proyectos del Depto, de SECPLA municipal en forma gratuita.

El concejal Muñoz puso en duda el hecho de que esta radio haga difusión en forma gratuita ya que, según él, Galáctika sería una radio comercial y por tanto debería estar cobrando por esta difusión. De esta forma se resguardan las arcas municipales?. En realidad esta radio no es comercial sino que comunitaria, de acuerdo a la información entregada por SUBTEL y, en consecuencia, no persigue fines de lucro.

Recordemos que el diario electrónico “Las Noticias de El Tabo”, también difunde noticias comunales con la finalidad de que los ciudadanos estén informados sobre los avances y proyectos que mejoran su calidad de vida y, por otra parte, también puedan conocer y acceder a los beneficios que el estado les entrega. Es esto un acto cuestionable que merece algún reproche?

Alfonso Muñoz hizo esas declaraciones luego de haber solicitado un eventual contrato entre radio Galáctika y la municipalidad de El Tabo. Al no existir contrato alguno, en una evidente actitud persecutoria, solicitó el contrato de honorarios del funcionario de SECPLA, Alfredo Cueto, por ser este parte del directorio de esta radio.

Sin embargo, al parecer, el fondo del problema sería otro. El concejal manifestó su molestia contra el funcionario, calificándolo incluso de ignorante, en reunión de concejo, por unas declaraciones que este dio a través de esta emisora. En estos casos, los funcionarios municipales no tienen derecho a réplica a pesar de que estas reuniones son públicas y transmitidas por internet.

A su vez, llama la atención la actitud de algunas autoridades que, en vez de celebrar estas iniciativas, como lo es difundir, no actúen acorde a la nueva cultura de la transparencia y, de cierta forma, busquen que los ciudadanos no se informen de los avances de su comuna .

Es legítimo no compartir y estar en oposición política a una administración comunal o a un alcalde determinado, pero distinto es sentirse molesto por los avances y proyectos que favorecen a los ciudadanos por el solo hecho de que estos provengan desde esa administración y, en consecuencia, se intente evitar la difusión de estos.

Preocupante es también que estas mismas autoridades acudan a dar entrevistas a otras radios que funcionan fuera de la legalidad, es decir, clandestinas, avalando de esta forma un delito.

Creemos que aún falta mucho por avanzar en materias de libertad de expresión y transparencia.

Finalmente, recordemos que el hecho de ser funcionario público no conculca ningún derecho constitucional, entre ellos, el derecho de expresión. LNT.