El Pinar.

Ni la Junta de Vecinos Chile-España ni el proyecto de agua potable para El Pinar, que promueve un supuesto dirigente en El Tabo, se encuentran Vigentes.

Recién, el proceso eleccionario de directiva se está iniciando y ya hay una tercera reunión programada para el sábado 16 de septiembre, a las 16 hrs. en El Pangue 122.

Sin embargo, vecinos denuncian que su ex directiva continúa actuando como dirigentes, cobrando cuotas, emitiendo comunicados públicos, e incluso, ofreciendo recompensa ($ 100.000) por información sobre un vecino/a que los habría injuriado,”Que nos permita identificarlo, para que reciba su justo y merecido castigo…“, señala el intimidatorio mensaje. Los dardos apuntan principalmente al vecino, Carlos Tapia Pérez.

 

Ofreciendo recompensa.
Firma como directiva sin serlo.

En estos comunicados, Carlos Tapia también ha anunciado la contratación de detectives privados para identificar a los vecinos que lo estarían injuriando.

Búsqueda con detectives privados.

Respecto al convenio con la empresa Esval para dotar de agua potable en el sector, nuestro medio realizó averiguaciones y, efectivamente, existió un convenio entre la empresa sanitaria y esta Junta de Vecinos, de fecha 30 de septiembre de 2014, representada en ese entonces por el dirigente, José Osvaldo Riquelme Sepúlveda.

En el texto, los interesados se obligaban a, “Ejecutar las obras que origina dicho convenio en un plazo máximo de 24 meses desde su suscripción. En caso de incumplimiento, el presente convenio quedará sin efecto, liberando a las partes de las obligaciones establecidas en él”, se detalla.

En este convenio, básicamente, los vecinos debían entregar un proyecto firmado por ingenieros civiles, cosa que nunca sucedió. Los interesados también se comprometían a diseñar, financiar, construir e inspeccionar, a su entero cargo y costo, las obras e instalaciones que permitirían abastecer dichas viviendas desde el punto de conexión.  En definitiva, el plazo venció por lo que el convenio con Esval quedó sin efecto y la junta de vecinos no se encuentra vigente.

Por otro lado, Carlos Tapia ha intentado conformar una agrupación, en el municipio tabino, cosa que no ha logrado. La finalidad es obtener el auspicio de alguna organización social para lograr la concesión de una radio en El Pinar, la que actualmente realiza transmisiones en forma ilegal. El plan B fue a través de la Agrupación Folclórica,”Raíces de El Tabo“,  con lo que ya estaría a punto de conseguir esta concesión.

Finalmente, Carlos Tapia ha manifestado que el proyecto municipal para abastecer de agua potable y alcantarillado a los sectores altos de El Tabo, no incluyen el sector de El Pinar, afirmación que ha sido desmentida por el Depto. de SECPLA municipal. LNT.

Para ver Convenio vencido, pinchar Aquí convenio.