Sebastián Piñera.

La intención, al filtrar estas declaraciones desde Fiscalía, no busca dañar la candidatura de Sebastián Piñera.

Según distintos analistas, entre ellos, Iván Weissman (editor de El Mostrador, mercados), esto sería un mensaje al consorcio americano que intenta comprar el 32% de SQM.

El consorcio canadiense, Potash, dueño del 32% de Soquimich, cerca de 5 mil millones de dólares, intenta venderlo y el principal interesado es la empresa norteamericana, Albermale.

De concretarse esta operación, Albermale quedaría como dominador del mercado chileno del litio, que es el mayor del mundo, algo complejo políticamente hablando ya que el control del “oro blanco” quedaría en manos norteamericanas.

De esta forma, el mensaje sería para el gigante norteamericano pues, de concretarse este negocio, necesariamente tendría como socio a Julio Ponce Lerou. 

Julio Pnce Lerou.

Esto complica a una empresa americana, por las regulaciones existentes en el país del norte, en cuanto a involucrarse con alguien tan polémico como Ponce Lerou, quien se encuentra imputado por los tribunales chilenos en el caso Penta.

Ahora, el caso Piñera y la financiación de su campaña 2009 en forma irregular por Soquimich, sería una nueva arista que involucraría aún más a Ponce Lerou en situaciones de corrupción.

El argumento de que este es un mensaje de negocios y no político, se basa en que la publicación la hizo primero El Mercurio y no The Clicnic, Ciper u otro medio. Lo segundo es que lo hizo en el cuerpo C y no en primera plana, como habría sucedido en cualquier país normal. Es la derecha económica la que está detrás de esta movida y no la derecha social.
Tanto es así que el efecto político de este nuevo caso de corrupción, de parte del candidato derechista, sería menor ya que, con la cantidad de abstención existente, principalmente en los sectores de izquierda, ya sea por desidia o desencantamiento, y con una participación electoral menor al 40% del electorado, a Piñera le bastaría su capital electoral para triunfar en la presidencial.

Se dice que aunque Piñera ajusticiara un oso panda en la plaza pública, aún así su votación dura se mantendría inalterable. LNT.